jueves, 12 de mayo de 2016

Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado (Maya Angelou)


Título original: I know why the caged bird sings
Traductor: Carlos Manzano
Páginas: 352
Publicación: 1969 (1993)
ISBN: 9788416213665
Sinopsis: En la primera y más conocida de sus novelas autobiográficas, Maya Angelou nos habla de su dura infancia y de los trances por los que tuvo que pasar hasta convertirse en una mujer independiente. Criada en un pequeño pueblo de Arkansas por su abuela, Angelou aprendió mucho de esta mujer excepcional y de una comunidad extraordinariamente cohesionada; unas lecciones de vida que la ayudarían a sobrellevar las dramáticas circunstancias a las que tuvo que enfrentarse posteriormente en San Luis y California. Este emocionante relato retrata también la vida de la mayor parte de la población negra del Sur de los Estados Unidos durante la primera mitad del siglo xx.

Sin rodeos: este libro es MA-RA-VI-LLO-SO.

Maya Angelou fue una de las mejores poetisas estadounidenses, defensora de los derechos civiles de los negros y de la mujer, actriz, escritora, bailarina, cantante, profesora… y también prostituta y proxeneta. Y, cómo no, una enorme lectora ("Me había transmitido su palabra secreta con la que convocar a un genio que había de servirme toda mi vida: libros"). Pero, por encima de todo, fue una mujer admirable y con un bello espíritu que nos deberían inocular en vena a todo el mundo nada más nacer.

Poco o nada publicada y traducida en nuestro país (aunque creo que Lumen sacó una edición de este mismo libro en 1993) cuando veo que Libros del Asteroide va a editar (o reeditar) este primer volumen de los siete que componen las novelas autobiográficas de Maya, me lanzo de cabeza al horno y me lo saco calentito. No podía dejarlo pasar. Me alegro de no haberlo dejado pasar, leerla ha sido un agasajo para mi ánimo.

Hay tanta belleza en este libro que no sé ni por dónde empezar. Maya Angelou es una narradora descomunal y brillante. Y lo hace desde un lenguaje sencillo, directo, realista, reflexivo y, sobre todo, acogedor. Me sentí en esta lectura como quien entra en un refugio huyendo de una tormenta en una montaña. Fuera se desata la naturaleza con una violenta y perturbadora ventisca de frío y nieve. Dentro, la calidez que te aísla de todo aquello que puede hacerte daño o perjudicarte. Un remanso protector, grato, balsámico… humano y entrañable.

Enorme narradora en las distancias cortas, Maya se sienta a tu lado en el refugio, cerquita de la chimenea, con la mirada hipnotizada por el fuego empieza a hablarte despacito, envolvente, y su voz pasa a ser el calor crujiente y mágico de la chimenea.
Si bien el proceso de desarrollo de una muchacha sureña negra es doloroso, la sensación de estar fuera de lugar es como el óxido de la navaja que amenaza con cortarte el cuello.
Es un insulto innecesario.
En este libro conoceremos la vida de Maya Angelou desde los tres hasta los dieciséis años (justo en el momento en el que es madre). Mujer, negra, primera mitad del siglo XX en EEUU… Las cartas ya estaban marcadas: no iba a ser una vida fácil. Y Maya nos lo cuenta desde su mirada de niña, que dulcifica lo que vive pero que no lo disfraza. La inocencia de los niños es el mayor tesoro de la humanidad. Y no sabemos preservarlo, ponerlo a buen resguardo y convertir la inocencia en nuestra identidad de por vida.

¿Hay dolor en este libro? Mucho… Pero, y esa es la fuerza tremenda que tiene Maya Angelou, no es un libro que arañe, en el que las cicatrices te vacíen. Al contrario, es un libro con el que te reconcilias con la vida y con las personas. Maravillosa  y lúcida, Maya hace uno de los ejercicios narrativos más asombrosos que he visto: convierte una vida dramática en coraje y supervivencia desde la inocencia y la dulzura. Nunca he leído un libro en el que hubiera tanto dolor y que, sin embargo, me hiciera (sí, es increíble, lo sé) estar sonriendo página a página. Hay latigazos, claro, pero Maya no se detiene ni recrea ahí, ya ha dejado la semilla, ya ha mostrado el mal... y avanza. Y, a continuación, vuelves a sonreír. No hay regodeos innecesarios. Coges aires y sigues.
Comprendía la perversidad de la vida, la de que en la lucha estriba la alegría.
No siempre el mal genera mal. Esto me ha enseñado Maya. Hay tanta, tanta, tantísima bondad, ternura y generosidad en este libro. Tanta humanidad. Imposible no reconciliarte con las personas y con la vida. Imposible no recordar que la vida es dolor, y que somos las personas quienes tenemos que aprender a mirar ese dolor a la cara y hacer de ello vida.

Avanzas por este libro entre lágrimas y sonrisas, siempre sonrisas, se te llena el alma de ternura, de simpatía, de amor y de bondad y de todas las cosas buenas y bellas que tiene el mundo. ¿No es eso magia? Yo terminé de leerlo y quise salir a la calle a abrazar a la humanidad y decirles ¿no lo veis? ¿no veis por qué canta el pájaro enjaulado? Y quise, una vez más, abrir todas y cada una de las putas jaulas que encierran un pájaro dentro.
Ver a alguien disfrutar con algo y no dar muestras de que entiendes su goce es una ruindad.
Leed este libro, por favor. Reconcilia, desarma y sana. Personas como Maya Angelou son las que hacen de este mundo un mundo mejor.

El título del libro es el título de un poema de Maya Angelou que os dejo a continuación:

“El pájaro salta libre
sobre el dorso de la victoria
y flota río abajo
hasta donde termina la corriente
y sumerge sus alas
en los rayos de sol de color naranja
y osa reclamar el cielo.

Sin embargo, un pájaro que atisba
bajo su estrecha jaula
rara vez puede ver a través de
sus barrotes de furia
sus alas se recortan y
sus patas están atadas
lo que abre su garganta al canto.

El pájaro enjaulado canta
con trino de miedo
por las cosas desconocidas
pero aún con anhelo
y se escucha su melodía
en el lejano castro el pájaro enjaulado
canta a la libertad.

El pájaro libre piensa en otra brisa
en un intercambio de suaves vientos a través de árboles
suspirando
y los gusanos de grasa en el césped esperando por un amanecer brillante
y da nombre a su propio cielo.

Pero un pájaro enjaulado se halla en la tumba de los sueños
su sombra grita en un grito de pesadilla
sus alas se recortan y sus patas están atadas
lo que abre su garganta al canto.
El pájaro enjaulado canta
con un trino de miedo
por las cosas desconocidas
pero aún con anhelo
y su melodía se escucha
en la colina distante
el pájaro enjaulado
canta a la libertad.”
Las necesidades en una sociedad determinan su ética.
Vivir es sobrevivir.

(©AnaBlasfuemia)

48 comentarios:

  1. Me alegro que hayas dado con una lectura tan positiva, desde luego al empezar a leer el argumento no me esperaba que fuera por esos derroteros (me imaginaba una especie de Billie Holiday atormentada). La alegría de vivir es contagiosa, qué duda cabe. Una propuesta excelente para este tiempo de bajones anímicos. Y otra autora que no conocía, y que anoto.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver... la miseria, la maldad, el racismo... hay mucho dolor en el libro. Pero es lo que transmite Maya, eso es muy potente. Me he quedado con eso, y así es cómo esta lectura ha sido muy positiva para mí. Maya Angelou es una poetisa buenísima, Paco. Todo descatalogado en este país... Me alegra infinito que Libros del Asteroide la haya rescatado. Espero que no se quede aquí.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Apuntado queda entonces. No puede ser de otra manera después de una reseña así. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía alucino de que un libro que está contando una vida tan dura me haya dejado tan buenas vibraciones...

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me gusta esa sensación de calidez y de reconfortar al lector. Además ahora que está tan de moda sacudir y agredir para provocar emociones con las lecturas, me parece que viene muy bien.
    Me lo apunto que yo también necesito refugio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, no sé si es que yo he puesto en la balanza sobre todo lo que Maya Angelou me ha transmitido, su personalidad, su fuerza, su lucidez... porque es verdad que es libro es duro. Sin embargo aunque no escatima nada de esa realidad que le tocó vivir, lo cierto es que no me sentí agredida ni mucho menos. Ojalá te llegue este libro como me llegó a mí. Que sea refugio también ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Ana es difícil dejar de apuntarlo con esa magnifica recomendación que haces del libro y de su autora.

    A mi me ha convencido especialmente tus palabras "es un libro con el que te reconcilias con la vida y con las personas".
    Conseguir eso, me parece tan fantástico, que un libro con experiencias duras, muy duras como las que se adivinan en el libro su autora sea capaz de transmitir eso, hace que sea un libro que se tiene que leer, porque son de esas experiencias que te hacen crecer.

    Así que mucha gracias por dar a conocer este libro. Ya te contaré.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesito de reconciliaciones así... Es verdad que la humanidad, así en general, duele que no veas. Pero cuando encuentras a personas como Maya, de repente el mundo es mejor.. ¿Cómo pasarlo por alto?

      Espero que lo leas... y que lo cuentes, sí ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me encanta el título, me encanta el poema final, me encanta todo lo que cuentas del libro y, sobre todo, me gusta muchísimo cómo lo cuentas.
    Creo que éste lo leeré antes de que quede atrás en la lista de pendientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título es precioso, aunque yo creo que todos sabemos por qué canta el pájaro enjaulado, pero claro, contarlo como lo cuenta Maya en ese poema (y en el libro). Cuenta cuando leas, porfa :)

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Pues lo he leído, Ana y me ha parecido fabuloso. La forma en que cuenta los terribles acontecimientos que le suceden o las peripecias normales de cada día, te envuelve y hace que no puedas dejar de leer y que, cuando terminas, estés deseando seguir con el resto de su biografía... pero no encuentro el segundo que es el único traducido por lo que veo.
      Muchas gracias por la información acerca de este libro.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Qué bien, Rosa. Es un libro especial, lo que hace Maya Angelou es toda una lección de vida.
      No me consta que haya más traducidos de su biografia, recuerdo haberlo comentado a los de la editorial pero no me contestaron; espero que se animen a seguir con el resto, sería un lujazo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Me encanta esta mujer, sostenía que “La vida no se mide por los momentos que respiramos, sino por los momentos que nos dejan sin respiración." Es todo un pozo de sabiduría.
    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que yo soy muy poco de frases de esas que ahora se utilizan mucho en plan "coaching" y tal, buenrollismo y positivismo por doquier... Pero Maya... es diferente. Es una persona sabia, nació sabia y la vida la hizo aun más sabia si cabe.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Y yo que ni siquiera conocía a esta mujer... Tengo que ponerle remedio! Y qué preciosa reseña! Si es que da gusto leerte. Cómo contagias tu entusiasmo!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encantada de presentartela porque sé que te va a gustar. Maya sí que contagia, y tiene muchísima fuerza, Margari :)

      Un abrazo

      Eliminar
  8. No conocía a esta autora pero el libro me parece muy interesante, me gustaría leerlo más adelante
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te guste. No entiendo cómo no hay más publicado de esta mujer, espero que pronto tenga remedio...

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me has dejado impresionada con tu reseña y ver que te ha gustado tanto el libro. No me dejas más remedio que buscarlo, aunque intuyo que va a ser difícil encontrarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido más que gustarme. Me ha dado más :) No será difícil encontrarlo. Es una novedad de la editorial, así que lo encontrarás con facilidad, ya verás ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  10. El otro día tuve este libro en mis manos, pero como las biografías no me gustan mucho, lo dejé. No sé, parece que me equivoqué...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay autobiografías y autobiografías. Si la persona es interesante, si merece la pena, leer lo que escribe sobre su propia vida suele merecer la pena. A tiempo estás para rectificar :P

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Como siempre tu reseña es magnífica, debe ser doloroso acompañar a una persona mientras vive una viva dolorosa, entre miserias y desgracias, pero también debe ser un goce acompañarla cuando ves que ha salido victoriosa. Supongo que es la sensación que deja el libro. No conocía a la autora ni la novela, me las llevo a las dos apuntadas y rastreando por la red he encontrado esta frase de ella, que encierra todo un aprendizaje, aplicado a la vida:

    "Nada me asusta más que escribir, pero nada me satisface más. Es como un nadador en el Canal de la Mancha: te enfrentas a las mantarrayas, a las olas, al frío y finalmente cuando llegas a la costa y colocas tu pie sobre la tierra —Aaaahhhh!"

    No sé si cuando escribes, Ana, tienes esa sensación, lo que sí puedo decir es que cuando te leemos, tenemos esa misma sensación. Enhorabuena por ese don que tanto cultivas, y gracias por compartirlo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es doloroso acompañar a Maya, ni siquiera llegamos a su victoria, porque en realidad este libro solo llega hasta sus 16 años... Pero no es doloroso acompañarla por la personalidad de Maya. Es muy, muy, muy potente, Elvira.

      ¿Sabes? no conocía esa cita de Maya, y mira que conozco muchas. Y es muy oportuna ahora mismo, la verdad :) (tienes ese don). Aunque también te digo que a mí no me asusta escribir. Lo que me asusta es lo que me mueve a escribir (muchas veces).

      Y gracias... sentirse leída así siempre es un regalo para mí ¿He dicho regalo? Miento, es más. Es respiración. Así que la agradecida, ya ves, soy yo ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Pues nada, vendiéndolo así, habrá que hacerse con él y echarle un ojo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos ojos, Shorby, los dos :)

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Éste ha sido un libro que he buscado constantemente durante años, pero no he podido hallar ni un mísero ejemplar añejo. Eres portadora de buenas noticias, Ana, al avisarnos que Libros del Asteroide lo ha sacado de un injusto olvido, lo que implica -también- que ha de ser posible acceder a esta edición en breve, en esta costa distante.
    Yendo al contenido, no dudo de cuanto expones al respecto; tenía idea de él y me parecía una joya para estos tiempos abúlicos o de desesperanza, pues requieren de una inyección de ánimo, y este texto es como ingerir una dosis importante de vitaminas e hierro, que nos fortalecen en la necesidad.
    Gracias por rescatarnos el libro, y por compartirnos tus apreciaciones.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me llevé una alegría inmensa cuando lo ví en el catálogo de la editorial, Marcelo. Antes de que lo sacaran yo ya dije ¡¡¡quiero!!!. Y en cuanto salió, zas, a mis manos. Quería leer a Maya desde hace mucho. He leído poemas suyos que andan por internet, porque aquí no hay nada traducido, y lo que había está descatalogado. Así que espero que puedas tener pronto acceso a él. Maya tenía una personalidad muy potente y sabia, Marcelo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Sólo los seres excepcionales son capaces de extraer belleza y dulzura del dolor y la miseria. Por lo que comentas de esta escritora, Maya fue un ser excepcional.
    Gracias por traerme una autora que desconocía y a la que me apetece mucho leer después de tu reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, seres excepcionales y bellos. Maya lo fue. Lo transmitió. Tendrian que clonarla, en serio. Cuánto mejor sería este mundo con muchas personas como ella. Espero que disfrutes de la lectura. Y que lo cuentes, claro :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. A pesar de tu recomendación y de que no dudo de que su lectura sería interesante, no lo veo para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué decirte, Manuela, es de esos libros que sé que puedo recomendar a todo el mundo, y mira que no soy de recomendar, porque cada lector tiene su mirada. Pero es muy difícil no quedar hipnotizados con la mirada de Maya Angelou...

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Genial reseña que acompaña a la belleza de este libro y a su autora. Tomo nota destacada en mis lecturas pendientes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lecturas que mueven y que impulsan. Este libro impulsa, sin duda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Si la foto final del libro enjaulado es para liberarlo, yo pillo la indirecta enseguida. Un libro luminosos a pesar de su dureza, cómo resistirme. Creo que el testimonio de esta mujer será toda una lección de vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es para liberarlo. Ya ves qué tengo yo en esa jaula: un loro de madera y las pelotas de mi gata :) (con las que juega, digo, jajajjaj). Da mucha luz este libro Lorena, sobre todo fe en personas como Maya. Te gustará y a mí me encantará leerte cómo te llega.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Por alguna razón el hecho de que sean autobiográficas me echa algo para atrás a la hora de leer novelas, a no ser que sea de alguien cuya vida me interese personalmente. Sin embargo me gusta esa sensación que te ha transmitido.
    Por otra parte, y poniéndome superficial, la portada me parece una monada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las novelas autobiográficas me gustan. Aunque depende de quién estemos hablando, claro... Esta merece la pena, Caminante. Y es verdad que la portada es una chulada, a mí no me parece superficial, me dejo llevar mucho (al menos inicialmente) por las portadas ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Hola Ana. Gracias por esta reseña conmovedora y estimulante. No conocía a Maya, pero personas con esa resiliencia, esa capacidad de ver lo mínimamente bueno entre tanto dolor son las que empujan la humanidad adelante. Voy a buscarlo. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josebla. Gracias a ti por comentar. La personalidad de Maya es de las que te pones como objetivo, fue una persona sensible y sabia. Buena. Enorme.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Imposible desatender tu recomendación de leerlo. Me atrae que desde la dureza de la vida emerjan esas semillas de liberación interior que transforman la vida personal y, quizás, colectiva. Siempre he considerado, con la anarquista Emma Goldman, que la "emancipación interior" es fundamental para que la social avance.

    Ese poema es una delicia.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el caso de Maya fue más allá de lo personal y llegó a lo colectivo. Cuanto se necesitan en el mundo personas así... Maya fue una poeta inmensa, de lo mejorcito. Qué pena que por aquí no se la edite más :(

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Me encanta, es que me encanta leer tus reseñas. No lo he leído, aunque lo tengo en la lista de pendientes. A bote pronto me ha recordado mucho y por muchos motivos a la película Precious; una historia desgarradora y con la que sin embargo al final no puedes sino sonreir.

    Un beso,

    Rebeca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encanta que te encante, Rebeca (y que pases por aquí a comentar). Me ha parecido curioso que te acordaras de "Precious" (qué película!) porque a momentos yo también la recordé, por esa mezcla de desgarro y sonrisa que hay en ambos, libro y película. Algo así te encontrarás, pero con la personalidad inmensa de Maya.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. Ostras Ana, no sé que hacer con tus reseñas, me descubres historias que si no fuera por ti me serían desconocidas. He sentido lo mismo que cuando leí tu reseña de La niña del faro, una necesidad imperiosa. Basta ya, he de tomar riendas en el asunto. Al menos estos dos los leo fijo, a ver si no me lío con otras cosas.

    Un beso a mí despertadora de historias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A tomar las riendas! :) A mí me encantará saber qué piensas, qué te llega, con estas dos lecturas. Me encanta ver novedades, libros que no conozco, pero cuando alguien comenta un libro que ya he leído me da más pie a intercambiar opiniones sobre la lectura y eso sí que me pone :P

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Este me lo apunto para leerlo sí o sí. Yo creo que me gustará. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, este libro te gustará sí o sí. Es una belleza.

      Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA