jueves, 29 de mayo de 2014

Noches insomnes (Elizabeth Hardwick)

Título original: Sleepless nights
Traductora: María Alcaraz
Páginas: 128
Publicación: 1979 (2009)
Editorial: Duomo
ISBN: 9788492723171
Sinopsis: En Noches insomnes una mujer repasa su vida -la galería de personajes, los variados telones de fondo de los lugares- y elabora un cuaderno de recuerdos, reflexiones, retratos, cartas y sueños. En una vivificante fusión de hechos y ficciones, este libro lírico, endurecido y perfectamente construido, no es sólo una de las mejores obras de Elizabeth Hardwick sino una de las grandes contribuciones a la literatura estadounidense de los últimos cincuenta años.
Podéis empezar a leer el libro AQUÍ.


Junio. Esto es lo que he decidido hacer con mi vida en este preciso mejor momento: me entregaré a este ejercicio de memoria transformada, distorsionada incluso, y viviré esta vida, la que vivo hoy.
Novela, autobiografía, ensayo, experimento literario… No se sabe muy bien, incluso después de haberlo leído, dónde ubicar esta lectura. Sí, usa su propio nombre, sí, está escrito en primera persona. Pero no es muy confesional ni muestra mucho de sí misma, aunque sí de otros. Ella misma reconoce que muchas veces la tercera persona es un disfraz de la primera persona y que mucha ficción es autobiográfica, algo que muchos lectores son capaces de percibir. Así que directamente se quita el disfraz y lo hace en primera persona.

Una lectura inusual, ante la que mis ojos tuvieron que reajustarse a lo que estaba acostumbrada últimamente. Como estoy en plan esponja, absorbo muchas cosas de mi alrededor y, por supuesto, también de lo que leo, así que he sacado mucho de este libro, exigente para el lector, con una estructura aparentemente caótica, cartas, personas, reflexiones, idas y venidas, cambios de ubicación, personas que aparecen (¡Billie Holliday!!, impresionante el lúcido retrato que hace de ella), análisis de mentes y situaciones, sátira a un país, crítica descarada, cambios temporales, tal vez algún ajuste de cuentas, compromiso… No parece haber conexiones en lo que lees, aunque claro que la hay, la conexión es la memoria y quien recuerda.

No, no es una novela. Es un ejercicio literario, un esfuerzo para el lector, incluso un esfuerzo intelectual, que aprovechas y disfrutas si lo lees más como un ensayo y con un espíritu de apreciar el arte y la creatividad. Y si aceptas que hay que entender la literatura como un universo en el que ficción y realidad no tiene, en verdad, límites ni fronteras. Entonces ahí se amplía el prisma y, con él, la mirada.

El proceso de escritura es un misterio incluso para esta inteligentísima mujer, que tiene claro que un primer escrito decepcionante, que incluso debe de ser decepcionante, es sólo el principio de algo; incluso después de varios borradores decepcionantes, seguirá siendo el principio de algo que hay que continuar. Me ha gustado ese planteamiento, que debe de ser aleccionador para quien desee escribir. Incluso como filosofía vital: insistir, persistir, continuar. Nunca abandonar, todo son principios de algo que hay que continuar.

Como digo, no es una lectura fácil, ni por estructura ni por contenido. Hardwick recrea fragmentos de su memoria, una memoria que no es muy de fiar, porque es una memoria transformada, tamizada por una mente inteligente. Como muchos escritores, es una observadora analítica y casi obsesiva de lo que le rodea, y creo que principalmente en este libro se recogen muchas reflexiones que le surgen a partir de aquello que observa. A veces cruel, pero siempre inteligente. Seguir sus pensamientos muchas veces obligaba a los míos a expandirse, algo que siempre agradezco, ensanchar mi percepción de las cosas.

Un libro que leí casi del tirón, aunque en determinados momentos lo tuve que dejar descansar y reposar, porque sentía que no podía seguir expandiendo mi mente para alcanzar lo leído, una tiene los límites que tiene... Pero me pilló en buen momento y conseguí no alternarlo con otras lecturas. Un libro para mentes inquietas que quieran exigirse a sí mismos como lectores, no es una lectura que pueda recomendar salvo por inquietud y curiosidad intelectual o creativa.
El tormento de las relaciones personales. Nada nuevo ahí, excepto el disimulo y la huida a lomos de los adjetivos. Cuán dulce verse atravesada por los puñales al final de los párrafos. Por lo demás, me gusta que las personas a las que quiero me conozcan.
(©AnaBlasfuemia)

58 comentarios:

  1. No he leído nada de la autora, así que no lo descarto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una lectura opcional, pero no a ciegas, Lady.

      Besos

      Eliminar
  2. Me parece que para que una obra trasluzca a su autor no tiene porque ser confesional, esto último es lo más sencillo cuando no siempre es lo más sincero. Las fronteras entre realidad y ficción en la literatura no suelen ser precisas y es rico que así sea.Te dejo una cita de Milan Kundera que me parece que viene a cuenta respecto al tema de la memoria:

    (…) el hombre queda separado del pasado (incluso del pasado de hace unos segundos) por dos fuerzas que se ponen inmediatamente en funcionamiento y cooperan: la fuerza del olvido (que borra) y la fuerza de la memoria (que transforma).

    Me gustan las lecturas que me exigen esfuerzo.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no necesariamente tiene que ser confesional. Lo mencioné porque hay quien lo considera autobiográfica, que ahí sí se espera más que sea confesional. No son nada precisas esas fronteras, y este libro es una buena muestra de ello, así hay que leerlo y también desde esa idea de "memoria transformada", que tan bien recoge Milan Kundera (lo que me gusta La insoportable levedad del ser, una relectura de las que tengo que priorizar).

      Te gustará esta lectura, a mi me supuso esfuerzo, no porque no la disfrutara, que lo hice, sino porque tenía que poner todos los sentidos y toda la atención y todo de mi parte para seguir las reflexiones de Hardwick.

      Abrazo!

      Eliminar
  3. Tomo nota pero no para leer ahora porque estoy en fase de no concentrarme en nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no es lectura para ahora, Manuela, concentración exige y bastante.

      Besos

      Eliminar
  4. Curioso. Lo tengo en casa porque me lo recomendó una amiga y me compré dos distintos pensando que era este... con título confundido, como no.
    Y me ha dicho que lo lea en vacaciones, con la mente despejada y calma :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos libros a falta de uno... Tu amiga te ha dicho bien: mente despejada y en calma. Se saborea, yo he sacado muchas cosas, pero es una lectura exigente, no es de dejarse llevar. Sé esponja y absorbe ;) Ya contarás.

      Besos

      Eliminar
  5. Estos son los libros que nos hacen enamorarnos de la lectura, los que nos sacan del encasillamiento que va sufriendo el cerebro. Para eso es la lectura, para que nos mantenga despiertos, lúcidos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no todo el mundo quiere salir del encasillamiento ni de la zona lectora de confort. Para mí ha sido un buen ejercicio mental y hasta intelectual, lo he disfrutado y tienes razón, me ha mantenido despierta y lúcida.

      Beso

      Eliminar
  6. Buff pues a mí no me apetece pensar tanto. Estoy en un momento en que mi mente necesita descansar. Para luego pensar con más ganas, pero en otras cosas. Así que esta la descarto (y me voy a celebrarlo a otro sitio, que no se entere Ana Blasfuemia).
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajjajajaj, bueno, si te vas de celebración por descartar la lectura no me queda menos que alegrarme, mujer, que tan mal no te quiero :D Lo he leído en un momento que estoy abierta a muchas cosas, y que mi mente necesita estímulos y cosas diferentes. Tal vez en otro momento no le hubiera sacado el jugo que le he sacaso, así que lo entiendo ;)

      Besos

      Eliminar
  7. Parece interesante =)
    Ficho a la escritora!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fichada queda, ahora sólo toca que sea leída ;)

      Besos

      Eliminar
  8. Para ahora mismo no me apunto este libro, que mi cabeza últimamente se empeña en ir a su bola y no me hace caso. Pero tomo nota de la autora y cuando consiga controlarla, le doy una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las cabezas a veces es mejor dejarles ir a su bola, es verdad, y saber darles lo que necesitan en cada momento. Anotada la llevas, lista para cuando tu cabeza decida regresar y dejarse llevar ;)

      Besos

      Eliminar
  9. Tomo nota pero no para ahora. En verano necesito lecturas que no me exijan tanto.
    Me gustaron mucho tu cita y la de Luna Llena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que siempre asociamos el verano a lecturas más ligeras. Luego la verdad es que, al menos en mi caso, no es así. Pero bajo esa idea de "lectura de verano", no, no es para esa época.

      Besos

      Eliminar
  10. No lo conocía pero por lo que cuentas no es una lectura que ahora mismo me atraiga demasiado, creo que esta vez la dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo a tu lista de pendientes contenta en este caso, así que nada, ¡a dieta la lista! ;)

      Besos

      Eliminar
  11. Pinta interesante así que me la anoto para el futuro ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante pero no fácil, eh, advertida vas ;)

      Besos

      Eliminar
  12. Ya te dije que, hasta que no me la presentaste, desconocía a esta autora. Con la introducción que hiciste de su figura me quedó claro que tendría mucho que aportar al mundo de las letras y esta reseña me confirma que lo suyo debía ser bucear en las profundidades. Cuando tenga cuerpo para una lectura difícil, me acordaré de ella. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco la conocía Tizire, por eso me gusta el reto, aprendemos todos :) Es una lectura diferente, enriquecedora sin duda, pero tienes que tener la mente abierta y atenta, más que el cuerpo :P

      Besos

      Eliminar
  13. Creo que abarca demasiadas cosas, no me asusta el esfuerzo que además en este caso tiene recompensa sobre todo por la parte creativa pero tanta reflexión no me llama, prefiero la ficción.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abarca mucho, cierto, y exige lectura atenta y con la mente activada. El libro contiene ficción y realidad, es un juego de límites y fronteras. A mí me ha parecido muy interesante, pero ya digo que no lo puedo recomendar a la ligera, si acaso informar de cómo ha sido la lectura y saber qué esperar de ella.
      Besos!

      Eliminar
  14. Uf, ensayo, biográfica... son palabras que rechazo cuando se trata de una lectura. Si además exige al lector, creo que lo descarto porque vuelvo a estar en un momento que no me apetece complicarme la vida en lo que a lecturas se refiere.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son varios géneros los que tocaría este libro, eso a mí me ha resultado atractivo, un juego inteligente y una propuesta diferente. Pero exigente (lo he repetido ya varias veces, pero es que es así). No complica la vida, si acaso complica la mente, que se tiene que esforzar :D

      Besos

      Eliminar
  15. ¡Me has convencido totalmente!
    Derechito a mi lista, aunque no para ahora, que no estoy en un momento bueno para un libro que requiera concentración.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te convenzo con este ya te convenceré con cualquier cosa :P Requiere concentración, sí, coincidió que yo estaba receptiva y dispuesta.

      Beso!

      Eliminar
  16. la verdad es que entre que este tipo de libros me atrae mucho y tu reseña, me convences mucho para elegirlo... besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo consideraría este libro más un ensayo, una rareza literaria, muy interesante. Si te gusta, pues ya sabes ;)

      Besos

      Eliminar
  17. Pues para otro momento de mi vida no te digo que no, pero ahora mismo estoy que no me da más de si la cabeza y creo que si lo cogiera no sería capaz de disfrutarlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida tiene muchos momentos (lo que no está mal del todo), para leer este libro la cabeza tiene que estar despejada. Ya encontrarás momento para este u otro libro ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Hola. Directo a mi lista va este libro, que me ha interesado mucho por varias razones. Voy por él ya.
    Y muy interesante también la información que das sobre la autora en la entrada anterior. Gracias por el descubrimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya interesado, los libros tocan tantos temas y de formas tan diversas que me parece interesante acercarse a cosas distintas de lo habitual. Te enriquece. Conocer la vida de los autores cada vez se me hace más imprescindible.

      Abrazo!

      Eliminar
  19. Gracias Ana, por enseñarme todo el valor que puede tener este libro y por decirme cómo debo aproximarme a él. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa a ti por tus comentarios tan amables ;) Así da gusto tener blog, un extra necesario que complementa con la satisfación del leer.

      Abrazos!

      Eliminar
  20. Tus propuestas son siempre interesantes. Otro anotado.
    Feliz fin de semana Ana.
    Gracias por todo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marybel, ya te lo he dicho más veces, eres muy amable con tus comentarios. Las estanterias (de las casas, de las librerias, de las bibliotecas) están llenas de libros interesantes.

      Besos y buen fin de semana.

      Eliminar
  21. Como siempre, otra recomendación interesante. No conocía el libro pero lo apunto para el futuro próximo. Esperaré a que sea el momento adecuado para leerlo y esté mentalmente preparada para enfrentarme este libro tan poco común.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un libro peculiar, sin duda. Yo he tenido suerte con el momento, estar en plan esponja y muy receptiva a los libros y a la literatura me ha ayudado mucho, sin duda.

      Besos

      Eliminar
  22. Uyyy, pues me la apunto porque me interesa muchisimo lo que cuentas, aunque con la temporada que llevo, prefiero dejarlo para un poquito más adelante. Creo que debo prestarle toda la atención posible, así que esperaré a mejores tiempos.
    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no sabes, crees que no tienes cabeza para según qué tipo de cosas y precisamente estas lecturas más exigentes te distraen de otras cosas. Aunque este libro no es de los de distraer en el sentido de no pensar, sino de distraer de otras cosas porque tu cabeza tiene que estar en la lectura y no en otro lugar.

      Mil besos!

      Eliminar
  23. Lectura para mentes muy pensantes y para leer sin pensar, es decir, cuando encarte y un poco a la inconsciencia, me da la sensación de ser de los que entrar al experimento sin ataduras y aunque no tengo claro entenderme con esta propuesta tampoco me echaré atrás de entrada, en busca de la lucidez perdida jejeje. Has sabido estrujar esta lectura, no hay mejor referencia que esa.
    Besos de domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin pensar me lo leí, cierto, por el reto. Y fue una sorpresa, pero soy consciente de que me pilló en buen momento y por eso lo pude exprimir y disfrutar, como algo diferente, una forma de entrar en una mente inteligente y observadora. He visto una lucidez en la segunda balda de la tercera estantería de la izquierda, al fondo, sección Objetos Perdidos. Si no es la tuya lo mismo la puedes usar de prestado ;)

      Besos solidarios (mi espalda ha hecho crack, y mañana lunes, uh uh)

      Eliminar
  24. No estoy yo para este tipo de exigencias Ana, de momento lo dejo pasar, me voy totalmente espantada :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja Meg... no corras, puedes irte en paz :P

      Eliminar
  25. Pensamientos de madrugada, a esa hora bruja en que solo hay silencio y escuchas los ecos de tu cabeza... Me parece un escenario único, magnífico, tanto para la novela como para la reflexión.
    Hay momentos para recapitular, hilar cabos,explicarse a si mismo como y por qué suceden las cosas. Y claro, aquella mujer insomne ahonda en su memoria con inteligencia y descubre matices insospechados. Creo en las noches reveladoras, es como si las ideas encontraran un orden lúcido, a veces, hasta más allá de la lógica. Gracias, Ana, la próxima noche que me despierte a horas intempestivas, me acordaré de Elisabeth y de ti :) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madrugada es el mejor momento del día, sin duda, luz y silencio combinan de forma mágica. Observar tu propia memoria, transformarla, aceptarla, otearla, volver a transformarla... La memoria a veces parece plastilina y otras nos convierte a nosotros en plastilina. La próxima vez que te despiertes a horas intempestivas me encontrarás con los ojos abiertos y muchos interrogantes. Besos!

      Eliminar
  26. Me temo que es de las que me llaman, susurrándome a gritos en el oído... esto es un no parar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje, yo sí que estoy en un no parar yendo detrás de ti por el blog :) No es un libro para noches insomnes, sino más bien para madrugadas despejadas...

      Besucos!

      Eliminar
  27. No he leído nada de la autora (que raro, eh!), pero creo que es un libro que no podría leer tanto del tirón y lo tendría que dejar descansar mucho más que tu... creo que no estoy en un momento adecuado para un libro así pero... no sé, ya veremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una autora conocida ni muy traducida. Es el problema que tiene depender de traducciones, te pierdes autores y libros que son una joya. No es un libro fácil, creo que hay que tener el momento y saber qué te vas a encontrar o qué vas a buscar en él.

      besos

      Eliminar
  28. Acabo de terminar el libro. Me ha gustado su riqueza de recursos literarios, su vocabulario muy bien elegido y el ambiente lírico y pesimista en que te envuelve. Reconozco que no es lectura sencilla, a veces por la propia traducción, que tiene sus errores (morado en lugar de cardenal o hematoma), y en la mayoría de los casos por una ambigüedad intencionada que dificulta la comprensión. Me recuerda en algunos casos a Proust, con su estilo brillante, aunque irrelevante a veces en el contenido (quién no se acuerda de las famosas magdalenas mojadas en té, de "Por el camino de Swann"). Buena elección para enriquecerse con estilos nuevos y expresionismo escrito. Después de ésto, hace falta algo de Dumas, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una lectura sencilla, cierto (ains, las traducciones...) pero cuando se escribe desde la memoria, siempre fragmentada, siempre engañosa, muy sinestésica... siempre obliga al lector a "activarse", poner de su parte.

      Mmmmm... Dumas... pues no pensaba yo ahora en Dumas, no :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Jejeje, digo Dumas por contraste de escritura con Elizabeth Hardwick.
    Es memoria distorsionada y fragmentada, pero también hay partes que quieren decir algo más, y hay que ir con mucho ojo, descifrando casi cada frase.
    Por ejemplo cuando escribe: "Frase de Pasternak: vivir una vida no es cruzar un campo. Y tampoco es escalar una montaña. Leconte de Lisle dijo de Victor Hugo, con envidia, que era estúpido como el Himalaya. La letal muchacha alemana, con su alpenstock y sus borceguíes, le grita al arquitecto ¡más arriba! ¡más arriba! Él cae y muere, y ésta es la repulsión que a Ibsen le produce el vértigo de las alturas, o el supuesto de las alturas. Cuando las fervientes jovencitas lo creían más tonto de lo que era, él se ajustaba sus lentes sin montura y torcía las comisuras de la boca. Ibsen no fue un hombre feliz. Los días, dedicados al trabajo; por la tarde, su schanapp - más de uno y de dos- y, esperándolo en el hotel o en el complejo turístico o en la pensión, su recia mujer, que después de tener al pequeño Sigurd Ibsen dijo: Ya está, ya basta".
    Se refiere a Henrik Ibsen y a una de sus obras de teatro: El maestro constructor (que no he leido). Lo de que su mujer le dice "Ya está, ya basta" creo que va en relación al final de la obra de teatro Casa de Muñecas, donde la esposa se revela al final del libro. Agotador.
    Por eso digo que necesito algo sencillo después para leer ;-)jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que soy muy limitada, lo digo por si lo de que lea tanto hace parecer que en mi cabeza hay más conocimientos de los que realmente hay :) Por ejemplo, no me pasa casi nunca de estar leyendo un libro o un autor o autora y compararlo (por afinidad o por lo contrario) con lo que estoy leyendo. Es como si mi cabeza se vaciara cada vez que leo un libro.
      Es verdad que no es un libro fácil, es agotador, porque está claro que Hardwick tenía su cabeza llena de muchas cosas, muchas conexiones, es memoria volcada casi a la vez que pensada. De esas lecturas que sé que aún habiendo estado superatenta, expansiva, receptiva, me he perdido muchas cosas. Pero también sé que gané otras al leerlo.

      Yo la verdad que ya no sé leer sencillo ;)

      Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA