domingo, 26 de enero de 2014

Un alma de Dios (Gustave Flaubert)



 
Título original: Un coeur simple
Traductor: Consuelo Bergés
Páginas: 92
Publicación: 1877 (2010)
Editorial: Nórdica 
ISBN: 9788492683314
Sinopsis: Un alma de Dios, escrito en 1877, está considerado uno de los más importantes relatos de la Literatura Universal. A través de su lectura, podemos hacernos una idea general de cómo era la burguesía del siglo XIX: su hipocresía, mediocridad y egoísmo. Pero la grandeza de esta obra nos la encontramos en el personaje principal, Felicidad, un alma cándida, llena de ternura, muy compasiva, que intenta siempre ayudar a los demás. Esta dulzura contrasta con la dureza de su entorno, lo que sirvió a Flaubert para criticar la sociedad de su época con mucha sutileza y utilizando siempre la palabra exacta. Uno de los temas más conocidos del libro será la intensa relación entre Felicidad y su loro, que le brindará la compañía que las personas le niegan.



Podéis leer las primeras páginas AQUÍ

Flaubert era un tipo peculiar, dedicó su vida a su oficio de escribir, pero curiosamente ha dejado un trabajo no muy amplio (o numeroso), aunque sí una intensa y prolífera obra epistolar.
 
En este relato corto Flaubert nos cuenta la vida de Felicidad, un nombre irónico para alguien que percibe la vida con tal sencillez que ni las miserias que le suceden a lo largo de su vida consiguen manchar su inocencia. No hay grandes altibajos en la narración, la vida de Felicidad no se altera con facilidad. Sufre, por supuesto, pero en su perspectiva vital el día a día y la rutina no dejan paso al regodeo del dolor. Igualmente, encuentra placer y alegría en pequeños detalles, porque asume que su papel en la vida es el de espectadora o, más bien, de trabajadora incansable que ve la vida pasar, pero que sin embargo puede encontrar la plenitud en pequeñas pinceladas que conseguían deslumbrarla.

Felicidad, pues, es un “alma de Dios”, un alma cándida que no verá compensada jamás su generosidad con la compañía o el afecto de los demás. Será un loro quien finalmente le da afecto y alegría (y supongo que de este relato nace “El loro de Flaubert” de JulianBarnes). Así de descarnado es este relato, que Flaubert nos transmite de forma precisa, muy ponderada pero laboriosa, casi esculpida, porque Flaubert no descuidaba ningún detalle en su escritura y detrás de la aparente sencillez del relato e incluso del estilo hay una feroz y sutil crítica, no sólo a la burguesía (con la que no simpatizaba en absoluto) sino también a la miseria humana, capaz de condenar al ostracismo y a la soledad a seres puros y candorosos sin tan siquiera despeinarse, como si de una orden divina se tratase: unos arriba, otros abajo.

Quizás por tratarse de un relato corto, o porque fue de lo último que escribió Flaubert en su vida (envejecido prematuramente en el momento en que falleció a los 58 años), me ha parecido que hay un ejercicio de contención en las descripciones y detalles, tan característicos del minucioso y perfeccionista Flaubert. Particularmente se lo he agradecido aunque me ha faltado, quizás, que la historia me llegara algo más, que Felicidad consiguiera emocionarme más intensamente, que a veces lo rozó, pero faltó ese punto de cocción necesario para enternecerme cual bizcocho blandengue y sabrosón. No obstante, Felicidad es un personaje que acaba calando en el lector y que terminas por recordar durante bastante más tiempo de lo que dura la lectura, por lo que recomiendo esta novela, por ser breve y por ser de Flaubert. Una forma de acercarse a los clásicos de manera asequible: un relato que se puede leer en media tarde (y que pertenece a la colección MiniLecturas de la editorial Nórdica).
Tenía la cara enjuta y la voz chillona. A los veinticinco años, le echaban cuarenta. Desde los cincuenta, ya no representó ninguna edad. Y, siempre silenciosa, erguido el talle y mesurados los ademanes, parecía una mujer de madera que funcionara automáticamente.
(©AnaBlasfuemia)

80 comentarios:

  1. No me estrené todavía con Flaubert y no será porque no me faltan ganas de leer alguna obra suya. En fin, habrá que darle una oportunidad. No sé si este relato sería el adecuado par empezar con este autor. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo normal es tirarse al cuello de Madame Bovary, pero esta es una buena opción para quien le da miedo acercarse a los clásicos. Me da que tú no eres de esos :) pero igualmente lo disfrutarás.

      Besiños.

      Eliminar
  2. Uy, me suena haberlo leído cuando no tenía suficiente mundo para apreciarlo. Quizá debiera leerlo con varias décadas más a la espalda. Amante del relato como soy, lo disfrutaré. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar, para eso están las relecturas (como si no tuvieramos suficiente ya...), a mi me está pasando con un montón de libros que me doy cuenta de que ahora me llegarían de forma distinta. Habrá que organizarse ;)

      Besos

      Eliminar
  3. Sólo he leído "Madame Bovary" y me encantó. A lo mejor me decido por más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un relato cortito, así que no hay que tenerle miedo ;)

      Beso

      Eliminar
  4. Hola Ana, leí esta novela hace años. Y aunque es excelente (no podría ser de otra manera viniendo de uno de los genios de la literatura universal) coincido contigo en que Felicidad se merecía más páginas, por lo menos tantas como Emma de Madame Bovary.
    Me sumo a tu recomendación.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no sé si son páginas lo que le falta, o quizás más .... más.... ains... no sé, emoción tal vez. Tal vez he sido yo, pero comencé a sentir más a Felicidad cuando está con el loro ¡¡y eso es casi al final!!. Así que igual hacía falta más, sí.

      Besos

      Eliminar
  5. Del autor sólo he leído Madame Bovary, obra que no me cansaré de recomendar. Tomo buena nota de esta novela que nos comentas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Madame se lleva la palma con Flaubert, está claro. Pero a mi siempre me gusta mirar por los alrededores de los autores y sus grandes obras ;)

      Besos

      Eliminar
  6. No he leído nada de Flaubert, y al ser esta una lectura cortita, me parece una buena opción para empezar.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una buena opción, precisamente por eso, porque hay autores como que imponen y estos relatos cortos son una forma de acercarse a ellos. Ademá, Felicidad se lo merece ;)

      Besos

      Eliminar
  7. Yo tampoco he leído a este autor pero por ahora no me tienta demasiado. Intenté ver la peli de Madame Bovary y no me gustó nada el personaje... No sé, por ahora no me animo con él...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son menos de cien páginas, te sientas una tarde y en un rato lo lees, y Felicidad te llegará. No lo descartes ;)

      Besos

      Eliminar
  8. De este autor sólo leí Madame Bovary y me gustó pero no sé si este relato entra un poco en ese "todo vale" que se le concede a los escritores consagrados. Me lo voy a pensar aunque si sólo da para media tarde puede caer en cualquier momento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tampoco. Aunque estoy de acuerdo contigo en que a los clasicos parece que sí o sí hay que aceptarles todo y tampoco es eso, pero sí es verdad que al final la protagonista, este alma de Dios, consigue hacerse un hueco en el catálogo personal de personajes a recordar. Es muy cortito Norah ;)

      Besos

      Eliminar
  9. Vaya, siento que no haya cuajado este bizcocho y subido hasta la esponjosidad. Aunque, como te he comentado,. ya tengo el libro en mi poder por una librería de segunda mano :) La reseña de Tizire me dio un empujón poderoso, con la tuya me ajusto un poco pero a Felicidad hay que conocerla (y la ironía es muy llamativa). Por cierto, la reseña me ha encantado :)
    Un besote de adiós domingo, adiós

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, le ha faltado almíbar o tal vez me lo ha faltado a mí. Felicidad te acaba llegando al alma, y sí hay que conocerla, pero a veces he tenido la sensación de que Felicidad me ha llegado pese al propio Flaubert (¿será herejía esto que acabo de decir?)

      Besos de arreando con el lunes

      Eliminar
  10. Me recuerdas que tengo este libro entre mis pendientes desde hace muuucho tiempo. Y a pesar de ver que no ha llegado a entusiasmarte del todo, me pegas un pequeño empujón para no hacerle esperar ya mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no... si el libro me gustó, pero sobre todo me gustó Felicidad. No lo hagas esperar, si es un rato mujer ;)

      Besos!

      Eliminar
  11. Solo he leído Madame Bovary, y fue un libro que disfruté mucho; sin embargo, por algún motivo, nunca he ido por otra de las obras de Flaubert. Esta buena reseña me parece un excelente motivo para remediar el error ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar, leemos las grandes obras, las más conocidas, de los clásicos y lo demás pasa desapercibido. Por eso se agradece ahora que las pequeñas editoriales estén sacando relatos y otras obras aparentemente menores de grandes autores. Es remediable, Aglaia, que seguro lo lees en un pispás :)

      Besos

      Eliminar
  12. Pufff la rabia que me da reconocer que me has pillado. Pero te aseguro que mañana mismo lo soluciono porque o no lo he leído o no caigo. Y creo que me daría más rabia lo segundo. Ya te diré
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. chincha rabiña!!! :D Si es que algún día te tendría que pillar, mujer. No será el único, te aviso :P La solución es fácil y rápida. Haberlo leído y no caer sería pillada total en tu caso, creo que te acordarías de Felicidad, tal vez no del resto. Con el tiempo se va recordando más de lo que parece según lo lees. Ya me (nos) dirás.

      Besos

      Eliminar
  13. Tiene muy buena pinta, he oido cosas muy positivas de esta editorial, creo que me animaré.
    Un abrazo,
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La editorial está sacando relatos interesantes. Me gustan estas editoriales pequeñas e independientes que sacan cosas diferentes.

      Besos!

      Eliminar
  14. No lo conocía pero los relatos los cojo a cuentagotas porque me cuestan así que no creo que me anime.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, anda, que seguro que en ese cuentagotas te cabe esta Felicidad ¿te va a dar miedo Flaubert? (cómo provoco, eh...)

      Beso!

      Eliminar
  15. Hace mucho que leí Madame Bovary y nunca me he planteado seguir con este autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene una obra muy extensa, y lo normal es empezar y terminar la relación con Flaubert únicamente con Madame Bovary. Pero hay que darle oportunidad a Felicidad ¿qué hubiera sido de ella si no se hubiera muerto Flaubert? ¿le hubiera dado otra oportunidad en una obra más extensa?...

      Eliminar
  16. Leí Madame Bovary el año pasado y fue una obra que disfruté mucho por su profundidad. Me apunto el título, que espero poder leer pronto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lee rapidito, mi sensación es que cuando empecé a disfrutar más a Felicidad el libro se acabó. Pero ahí quedó y dejó su huella.

      Saludos!

      Eliminar
  17. Yo también leí hace mucho Madame Bovary, aunque no lo recuerdo mucho, y creo que no he vuelto a leer nada más del autor. Lo apunto.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes deberes: leer este y releer Madame Bovary :P (es broma, claro, que tú eres dueña de tus lecturas) ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Hola, Ana. A veces, en la vorágine del torrente de libros que se publican, nos olvidamos de leer a los clásicos, a los que por respeto o miedo arrinconamos. Bienvenida esta reseña tuya y, por supuesto, me lo apunto, siendo un relato corto, seguro que le encuentro un hueco.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola elvirar! Es verdad los libros de publicación actual o reciente, incluso las recientes, a veces no nos dejan retomar a autores clásicos. Por eso agradezco estas nuevas ediciones independientes, que nos facilitan retomar a grandes escritores. Seguro que hay hueco para Felicidad ;)

      Gracias a ti!

      Eliminar
    2. Me ha gustado el relato de Flaubert, lo he leido en un rato. Tienes razón: no deja de ser una ironía que la protagonista se llame Felicité, cuando a lo largo del relato no deja de sufrir desgracias, y sólo un loro le produce algo de “felicidad”. Como muy bien apuntas, la sencillez del relato, en consonancia con la sencillez e ingenuidad de su protagonista, no quiere decir que la historia no esté escrita con laboriosidad, de manera precisa y preciosa. Dices que no ha conseguido emocionarte, yo creo que la intención del autor al utilizar este estilo más bien distante es claramente de espectador: este ser que es Felicité vive la vida como viene y así nos lo cuenta el autor, como si ése fuera el discurrir lógico de las cosas, como si se contagiara del punto de vista de su personaje.

      Eliminar
    3. Es un libro muy agradecido, cierto, lo lees en un momento, pero dura más tiempo. Puede que tengas razón en cuanto porqué me falto algo para emocionarme, en cualquier caso es verdad que Felicidad se ha quedado más tiempo instalada en mi, así que de alguna forma eso habla muy a favor de la forma en que eligió Flaubert contarnos esta preciosa historia.

      Eliminar
  19. No he leído nada del autor, pero tengo en mente Madame Bobary
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, aspirando a lo alto ;) Mujer, un huequito para esta alma de dios...

      Besos

      Eliminar
  20. Como es de Flaubert, me lo apunto, que él no suele defraudar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues apuntado y pronto leído, espero ;)

      Besos

      Eliminar
  21. No me he estrenado con Flaubert...y la verdad es que los clásicos los tengo bastante olvidados desde que salí del colegio, es decir, hace bastante jeej Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blair, no hay excusa.. es un relato cortito, te rescatará del olvido a Flaubert y ¿quién sabe? tal vez traiga consigo recuerdos del colegio ;)

      Besos

      Eliminar
  22. Parece que este autor es asignatura pendiente de muchos, quizás por temor a no entender no nos acercamos a él, como es mi caso, pero este relato corto que nos traes puede ser una buena forma de romper el hielo. Me gusta la historia de Felicidad, ya ves, qué contradicción. Me lo apunto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los clásicos si no los has leído, siempre imponen un poco, como dices tal vez por temor a no entenderlos. Pero en realidad hay cosas que no cambian. Tristemente, debo de decir. Te llevas buen "apuntamiento", que conste.

      Besos

      Eliminar
  23. Leí Madame Bovary hace años y creo que hasta dentro de muchos otros no me plantearé leer algo de este hombre de nuevo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que no te ha gustado la Madame ¿? ¿o que te ha gustado tanto que prefieres no leer más Flaubert? ;) Bueno, dentro de muchos años seguirá estando Felicidad esperando que le des su oportunidad. Tiene mucha paciencia.

      Besos

      Eliminar
  24. Pues es un autor del que no he leído nada y aunque en la primera parte de la reseña no estaba muy motiva al final he acabado convencida de darle una oportunidad si se cruza en mi camino ya que es cortito y sería una buena forma de estrenarme con el autor
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Madame Bovary impone, es una buena aproximación. ¡¡Y Flaubert se merece una oportunidad! :D

      Eliminar
  25. Pues me ha gustado lo que cuentas de el así que apuntado queda, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo dicho, de la lista a ser lectura debiera ser un pispás ;)

      Besos

      Eliminar
  26. Siendo de un clásico, como es Flaubert, me interesa leerla. A ver si tengo las mismas sensaciones que tú.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, incluso puede que mejores ;)

      Un beso

      Eliminar
  27. Yo sólo conocía Madame Bovary, pero esta obra parece atrayente: qué mejor conocer la sociedad de la época de la mano de quien vivió en ella. A ver si consigo leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madame Bovary arrasa ;) Pero Felicidad, de alguna forma, llega al lector. A mi de hecho me ha llegado más con el tiempo que cuando lo lei.

      Besos

      Eliminar
  28. Madame Bovary, es una de mis novelas favoritas, vuelvo a ella cada cierto tiempo, me un maestro en el tratamiento de todos los personajes y creo que la literatura contemporánea le debe mucho a esa novela. También leí suyo: Cartas a Louise Colet, un espistolario muy interesante, en el que descubrimos como va construyendo Madame Bovary.

    Este que comentas no lo leí, pero ahora mismo arreglo esa falta.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. perdón, quise decir: "me parece un maestro" pero no salió bien, misterios de la informática

      Eliminar
    2. La informática es como una lavadora, esta se come calcetines y la informatica palabras ;) Que Flaubert es un autor de personajes lo demuestra (también) en esta pequeña obra. Tomo nota de las Cartas a Louise Colet, ya conocía que casi escribió mas cartas que obras ;)

      Saludos

      Eliminar
  29. Vi una reseña hace mucho y me lo apunté, llevaba poco tiempo con el blog, y luego se me olvidó hasta que lo vi hace relativamente no sé dónde, En fin, que le tengo ganas, que creo que ya te lo dije, pero son chulísimas sus epístolas con G. Sand, vaya amistad. Y como soy más sensiblera, seguro que a mi no me falta ninfún punto para que el bizcocho salga :-) Un besote Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bizcocho tú? ¡¡te han abducido!! :) Pues tal vez dependa del momento en que se lea, a mi el personaje me gustó pero le faltó ese hervor para emocionarme, a lo mejor lo leo ... no sé, hoy por ejemplo y me hubiera llegado más.

      Beso!!

      Eliminar
  30. A mí me gustó un poco más que a ti, por lo que veo. Coincidimos en que Flaubert está contenido en esta historia, aunque por mi parte lo agradezco, que si hubiera tirado por un derrotero más melodramático creo que no hubiera empatizado tanto con Felicidad... Pobre Felicidad, coincidiremos en que no es un personaje fácilmente olvidable, ¿no? 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a mi me gustó mucho, eh. Me faltó un poco más de intensidad emocional, pero desde luego Felicidad sabe hacer huella para no olvidarla. A mi me recordó mucho, a "Luisito, una historia de amor", de Susanna Tamaro...

      Besos

      Eliminar
  31. Curioso no conocía el relato, tal vez más adelante la lea al ser tan corta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo bueno que tienen estos relatos cortos, que siempre se les puede hacer un hueco, es una oportunidad de acercarse a algunos autores, y también de descubrir pequeñas joyitas

      besos

      Eliminar
  32. Qué recuerdos! Me tocó leer este relato en primero de carrera y fue mi primer acercamiento al autor. La verdad es que me gustó bastante.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad que yo no conocía este relato, por eso agradezco que se editen y publiquen estos pequeños relatos, porque seguramente de no ser así nos quedamos todos en Madame Bovary

      Besos

      Eliminar
  33. Soy rara, lo sé. A mí Madame Bovary no me resultó especialmente cautivadora... (Ala, ahora que me lapiden). Pero me han quedado ganas de darle a Flaubert una segunda oportunidad, y tras la reseña de Tizire y la tuya, quizás me decida por este título.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rara no, con los clásicos sucede que nos sentimos obligados a que nos gusten y nos sentimos raros si no los entendemos o no nos gustan. Pero la verdad es que porque un clásico lo sea no implica que guste al cien por cien de los lectores ¿no? Así que te libero de la lapidación ;) A cambio, tendrás que darle una oportunidad a Flaubert. Puedes ir en paz. ;)

      Beso!

      Eliminar
  34. Tengo este librito apuntado para posibles lecturas y tu entrada me lo ha recordado. ¿Sabes que no he leído nada de Flaubert?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no has leído nada de Flaubert, es decir, a la Madame, creo que este libro es una buena forma de acercarte a él y por lo menos entrarás en el club de "Yo he leído a Flaubert" ;)

      Besos

      Eliminar
  35. El mérito de Felicidad, conservar esa ingenuidad después de tantos reveses. La admiro, porque por desgracia la mayoría nos vamos curtiendo y nos convertimos poco a poco en fríos y escépticos.
    Me ha calado el detalle del loro... Es lo que tiene esta vida, que se abre la puerta más inverosímil. Sí, es muy posible que se trate del mismo loro que retratara Julian Barnes... Muy observadora, Ana, me encanta cuando encajan las piezas del puzzle :) Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero que que la ingenuidad genuina es así: a prueba de varapalos y realidades. También es verdad que en estas personas tan ingenuas a veces echo en falta un poco de rebeldía, de lucha. Es una contradicción lo que me despiertan, ternura pero a la vez un deseo de agitar algo...

      Yo, que he sido puzzlera durante una temporada (y si no lo soy ahora es por una cuestión de espacio y tiempo) también me encanta cuando una pieza se abraza a otra y, oye, encajan ;)

      Besos

      Eliminar
  36. Me gusta mucho Flaubert, he leído Madame Bovary, Salambó y La educación sentimental. No he leído este relato y parece interesante. Un día volveré a él y podría ser por este relato de madurez.

    Los retratos que hace Flaubert de las mujeres del siglo XIX son para meditar y reflexionar. Un excelente escritor que describe el alma femenina burguesa como nadie (exceptuando a las Brontë y a Jane Austen, claro).

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que te gusta, porque la mayoría no pasamos de Madame Bovary ... A mi me tienta La educación sentimental, que es que el título ya es tentador. Ahora que estos relatos nos los ponen así tan disponibles es una buena ocasión para descubrir estos relatos que no suelen estar tan asequibles..

      Besos!

      Eliminar
  37. siempre me ha dado miedo a comenzar Madame Bovary por la extensión, y este parece ser un buen libro para acercarse al autor. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no tienes excusas entonces ;) Se lee fácil y es cortito

      Besos

      Eliminar
  38. Una obra realmente grande! Que bueno que la das a conocer ,Un cálido saludo.

    ResponderEliminar
  39. Tengo pendiente leer al autor, pero creo que me iré a lo típico e iré a por su Madame =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  40. Hace nada que leí Madame Bovary y no me gustó mucho. Me temo que tengo que darle tiempo a este autor hasta volver a darle otra oportunidad…
    Besos

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA