miércoles, 29 de enero de 2014

Reto Escritoras Únicas: Sylvia Plath



Cuando nos planteamos el Reto de Escritoras Únicas, tanto Marilú, como Meg como yo misma, teníamos claro que no sólo buscábamos conocer la obra de estas escritoras, sino también conocer más de sus vidas, fascinantes en la mayoría de los casos y que ayudan a entender también su legado literario. Es por ello que cada mes os dejaremos una pincelada de la biografía de una de las autoras de nuestras listas. He escogido a Sylvia Plath por varias razones, una de ellas que próximamente (el 11 de febrero, es el aniversario de su fallecimiento).
 


Sylvia Plath (Boston, EEUU, 1932-1963), es conocida en España principalmente por su novela “La campana de cristal” (que escribió bajo el seudónimo de Victoria Lucas,  con claros tintes autobiográficos). También escribió algunos relatos y ensayos. Pero Sylvia Plath era, sobre todo, poeta.

Escribió su primer poema con ocho años, en el mismo año que fallece su padre (1940), quedando a cargo de su madre, una mujer autoritaria que impuso a sus hijos el perfeccionismo como objetivo vital. Su primer intento de suicidio lo tuvo a los 19 años (algo que narra en “La campana de cristal”), tomándose hasta 50 tranquilizantes, lo que le llevo a ingresar en una institución psiquiátrica, donde pareció recuperarse hasta el punto de conseguir graduarse en la Universidad Smith College. Claro que hay que mencionar que por aquella época este tipo de instituciones psiquiátricas usaban el electroschok como método de cura (aparece reflejado en “La campana de cristal), algo que a fecha de hoy pone los pelos de punta.




Obtuvo una beca que la llevó a la Universidad de Cambridge, donde conoció al poeta Ted Hughes, con el que se casaría 1956 (la luna de miel la pasaron… ¡¡en Benidorm!!). Después de varias idas y venidas, se establecen finalmente en Devon (Inglaterra), donde publica su primera recopilación de poesía en 1960. En 1961 Sylvia tiene un aborto involuntario en su segundo embarazo, algunos de sus poemas posteriores hacen referencia a este suceso. En 1962 se separa de su marido, hay quien dice que por la infidelidad de él con la poetisa Aessia Wewill (que también se suicidaría, y de la misma forma que Sylvia Plath), y también quien comenta que fue la hermana de Ted Hughes (Olwyn) que malmetió mucho y bien en el matrimonio. Posiblemente una mezcla de ambas cosas, más la difícil combinación de celos, infidelidad, baja autoestima, timidez e inseguridad.



Sylvia vuelve a Londres con sus dos hijos (Frieda y Nicholas –que se suicidaría en 2009, como consecuencia de una fuerte depresión) y alquila un piso en el que había vivido W.B. Yeats, pensando que sería un buen presagio. El 11 de febrero de 1963 Sylvia Plath (deprimida y arruinada) cierra las puertas de todas las habitaciones de la casa, colocando toallas húmedas en las puertas para asegurarse que sus hijos no corrieran ningún peligro, toma varios somníferos, deja una nota con el teléfono de su médico, se encierra en la cocina, abre el horno, mete la cabeza dentro y abre el gas. Fin.



Posteriormente su viudo, Ted Hughes, se responsabilizaría del legado personal y literario de Sylvia Plath, y publicaría sus manuscritos, si bien se encarga de destruir el último volumen del diario de Plath, aquel en el que hablaba (oh, casualidad!) del tiempo que ambos estuvieron juntos. Al viudo lo han acusado de manipular y utilizar en su beneficio las publicaciones de la obra de Sylvia Plath. Atacado desde diversos frentes, acusado de haber llevado a Sylvia al suicidio, lo cierto es que esta lo admiraba y respetaba (al menos como poeta), incluso después del divorcio, aunque también se felicitaba a sí misma de no verse sometida a su influencia como poeta. Hay mucha información tórrida sobre como gestionó Ted Hughes todo el legado de Sylvia y los enfrentamientos que ha tenido, principalmente con feministas que le han hecho acusaciones muy fuertes.

La historia de la vida de Sylvia Plath es sórdida, y cuando lees por aquí y por allá, no puedes evitar sentir una ligera tristeza, una desazón instalada en algún lugar de tu interior. ¿Cómo era Sylvia Plath? ¿Qué la llevo a suicidarse? ¿Su divorcio? ¿Su inseguridad?. Bien es verdad que ya desde niña era insegura, débil y muy inteligente. Y a mí me llama la atención precisamente esto, que una gran inteligencia esté unida a sensibilidad, fragilidad e inseguridad puede ser un cóctel emocional de consecuencias impredecibles, al menos son elementos que apuntan a tener una vida atormentada.



Admiro la inteligencia y la sensibilidad por encima de todas las cosas. Es por eso que he decidido desentrañar cómo sentía y pensaba Sylvia Plath a través de su obra. En mi punto de mira están concretamente “La campana de cristal” y “Tres mujeres”. Será precisamente este último libro, una pequeña y preciosa edición bilingüe e ilustrada de la editorial Nórdica con el que me iniciaré en el Reto de Escritoras Únicas ¿Por qué? Pues porque aunque su obra más conocida en España es “La campana de cristal”, y es un libro que poseo desde hace … ya ni se sabe, y sería una relectura, pues se cruzó esta edición de “Tres mujeres”, y ya que quería conocer a la Sylvia Plath poeta y también mujer, me pareció la opción más adecuada.

Hay que decir que Sylvia Plath en sus poemas exorcizaba sus demonios interiores. En esos años la “poesía confesional” estaba de moda, la poesía como una especie de psicoanálisis donde el/la poeta muestra detalles íntimos y personales en una especie de búsqueda y, a la vez, liberación. Sylvia Plath fue una de las representantes de este tipo de poesía.

Intuyo que Sylvia Plath se pasó su vida luchando entre su necesidad de pedir ayuda y a la vez sus deseos de no pedirla; posiblemente todo lo que escribía era personal, una forma de sacar a la luz su depresión y su trastorno bipolar, y lo hacía desalojada y despojada de sentimientos, desde quien construye su vida desde la ficción, superada por la realidad y por sí misma. Sylvia quería ser Dios, no quería someterse a las ataduras de ser una mujer común y todo eso lo refleja en su obra. Tímida y tremendamente perfeccionista y autoexigente, se fue justo cuando mejor estaba escribiendo. Si su suicido fue absolutamente buscado o si pretendía ser una llamada de socorro a la que nadie llegó a tiempo, nunca se sabrá.




El objetivo de nuestro Reto de Escritoras Únicas es mantener vivas a estas escritoras. Sylvia Plath se merece, sin duda, que la mantengamos con vida. Es por eso que os invito a que la conozcáis a través de su obra. Por internet hay mucha información sobre su vida y su trabajo, yo quiero dejaros tres cosas (la cuarta será mi comentario del libro “Tres mujeres”, que se publicará el 11 de Febrero, en el aniversario de su fallecimiento):



     3)    El último poema de Sylvia Plath, escrito en la víspera de su suicidio:



Límite



La mujer alcanzó la perfección.
Su cuerpo muerto muestra la sonrisa de realización,
la apariencia de una necesidad griega
fluye por los pergaminos de su toga,
sus pies desnudos parecen decir,
hasta aquí hemos llegado, se acabó.
Los niños muertos, ovillados, blancas serpientes,
uno a cada pequeña jarra de leche ahora vacía.
Ella los ha plegado de nuevo hacia su cuerpo;
así los pétalos de una rosa cerrada,
cuando el jardín se envara
y los olores sangran de las dulces gargantas
profundas de la flor de la noche.
La luna no tiene por qué entristecerse,
mirando con fijeza desde su capucha de hueso.
Está acostumbrada a este tipo de cosas.
Sus negros crepitan y se arrastran.


(©AnaBlasfuemia)

86 comentarios:

  1. No conocía a esta escritora antes de que la incluyerais en vuestro reto. La verdad es que cuándo me apunté, estuve buscando información sobre las escritoras para ver por cual me decidía. Esta tuvo realmente un vida muy triste, (por lo menos a ella debería parecerselo para llegar a hacer lo que hizo). No sé si podré conseguir algún libro de ella, aunque seguramente en la biblioteca los habrá, y me encantaría leer La campana de cristal.
    Me ha gustado mucho esta entrada, voy a visitar los enlaces que nos dejas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la conozco desde hace tanto tiempo que se me hace raro lo desconocida que es... No sé si diría que su vida fue triste, intensa seguro, con esa intensidad que hace que tanto lo bueno como lo malo se viva con superlatividad. No creo que tengas problemas en encontrar "La campana de cristal", estará en todas o en casi todas las bibliotecas.

      Besos

      Eliminar
  2. Hace algún tiempo una chica de un blog hizo una semana de Sylvia Plath. Creo que no te lo comenté y gané el libro de La campana de cristal por participar. Siempre se dice que "los artistas" tienen ese punto de cierta extravagancia, locura y genialidad de la mano, bueno, creo que no en todos los casos pero cierto es que cuando las vidas se truncan por un suicido dejan cierta desazón e incógnita en el aire. Me ha gustado leer todo lo que nos cuentas. Ya me dirás que tal el librito de Nórdica.
    Un besito cuerdo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no sabía que habías dado la campanada en un sorteo ;) Algo de genialidad hay que tener para ser artista, al menos de los que perduran. Lo que conlleve esa genialidad ya es más difícil de descifrar, supongo que una mirada diferente, una forma de ver más allá, una sensibilidad generosa, inteligencia... no sé, muchas cosas y seguramente la dificultad está en combinarlas adecuadamente para que no te sobrepasen.

      Beso chalado!! :D

      Eliminar
  3. Pues me estuve planteando si incluir a esta escritora en el reto, pero al final no me decanté por ella.
    Me esperaré a leer tu opinión para ver si termino animándome con alguna de sus obras.
    El viernes publico la entrada con vuestro reto, a ver si no me olvido de pasaros el enlace.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cómo estará el de "Tres mujeres", es poesia, un género que me parece muy personal. Pero "La campana de cristal", no siendo un libro fácil, creo que es un libro que hay que leer, teniendo en cuenta además lo que tiene de autobiográfico. No te preocupes, que tengo a tu blog vigilado ;) así que si se te olvida avisar de la entrada seguro que igualmente lo veré ;)

      Beso

      Eliminar
  4. Me parece muy acertada esta iniciativa porque es una manera sencilla y amena de podernos asomar a estas autoras, así que aquí me tenéis, bien atenta. De Plath reconozco que solo sabía que estaba algo chiflada y que se suicidó, pero por lo que leo aquí no era exactamente así. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cada vez tengo más claro que, sobre todo según con qué actores, es necesario conocer su vida para entender mejor su obra, o al menos leerla de forma diferente. Pobre, chiflada tampoco, tenía sus altibajos (es una manera suave de llamar a su presunto trastorno bipolar), pero tampoco por aquella época el tratamiento era muy adecuado, eso de los electroshocks... es de lo que más recuerdo de "La campana de cristal", me parecía tan fuerte... Me alegro que ya no la veas como una chiflada que se suicidó ;)

      Besos

      Eliminar
  5. No doy para más (retos) pero me parece interesantísimo este que proponéis de escritoras únicas. No conocía a Silvia Plath más que de nombre. Ahora y ase algo ma´s sobre ella y al final puede que me anime con el librito de Nórdica (empiezo a hacer lista para el día del libro, que antes no puedo comprar) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas al reto ya sabes lammermoor, con que leas a una autora ya vale. El libro de Nórdica lo tengo encima de la mesa, mirándome para cuando acabe con lo que tengo entre manos ;)
      Besos

      Eliminar
  6. Que vida más triste. No es una de las autoras que he escogido para este reto vuestro, pero me ha parecido muy interesante su vida y su capacidad de contar sus vivencias a través de la escritura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intensa, una vida intensa (que a veces puede conllevar dolor...) Que la escritura fuera una forma de mostrarse, de dialogar con sus propios demonios, es lo que hace interesante su obra ;)

      Besos

      Eliminar
  7. Madre mía, qué vida tan triste! Conocía a la autora por su obra e influencia literaria y feminista, pero no sabía nada de los entresijos de su existencia (más allá de lo del suicidio) y me has dejado atónita... Cierto que los artistas, a partir del Romanticismo, suelen cargar con un trasfondo trágico, pero lo de esta mujer va más allá de la media. Menos mal que dejó su huella en la literatura, donde se ha convertido en una autora inmortal; ojalá que eso le proporcione algo de paz, donde quiera que se encuentre ahora su espíritu. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos entresijos son los que quiero vislumbrar con la lectura de "Tres mujeres" y también "La campana de cristal". El caso es que viendo la vida de algunas de las autoras del reto, es increible ese transfondo trágico que comentas, porque en algunas aunque lo que llama la atención es su lucha como mujer, en el fondo no deja de ser una tragedia (que se tenga que luchar por esa razón). Y sí, si de alguna forma puede ver la huella que ha dejado, yo creo que al menos habrá alcanzado la paz que en vida no consiguió.

      Besos

      Eliminar
  8. La verdad es que su vida fue muy triste. Hace años vi una peli sobre ella y me conmovió.
    Espero con ganas tu reseña sobre su libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ando detrás de la película. Y de una tienda que vendan días de 48 horas ;)

      Besos

      Eliminar
  9. Qué gusto empezar a leer estas entradas dedicadas a las escritoras únicas. No he leído nada de Sylvia, y sabía poco o nada de su vida. Lo que has contado me ha conmovido mucho, y si bien no la tenía fichada para el reto, la voy a sumar, porque ahora tengo más ganas aún de conocer su obra. Muchas gracias por esta entrada tan bonita y completa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto está siendo también conocerlas más allá de su obra, que además me hace revisar lo leído de ellas porque me aporta otra mirada. Su vida ha sido conmovedora en verdad, me alegro que la sumes al reto, creo que se lo merece. Gracias a ti por comentar Aglaia ;)

      Besos

      Eliminar
  10. Leí una biografía hace tiempo y aún me pregunto si no fue la época quien mató a la poeta, con todos esos roles impuestos y ese molde único. Quizás vivía la vida que todos creían que ella tenía que vivir y suicidarse fue la única manera posible de escapar. Su madre también vivió a la sombra de un hombre. Me quedó grabado de mi lectura: la madre transcribió y corrigió la tesis a su esposo, el padre de Sylvia, y que él en los agradecimientos sólo incluyó a sus colegas científicos. Esta imagen como un cuadro resumen lo que era ser mujer en esa época y en una familia tan apegada a los roles de género. Yo me habría asfixiado en esa época. Gracias por acercarme a la autora. Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las biografias están empezando a interesarme (siempre me han gustado, pero es un género que por alguna razón tengo abandonado). Mas allá de lo que ella ha dejado a través de sus libros, me interesa también lo que otros han escrito sobre su vida. Su madre supongo que vivió como muchas otras madres, a la sombra, ese era el papel de la mujer. Pero también es verdad que transmitió a sus hijos esa obsesión por la perfección que en el caso de Sylvia creo que le hizo mucho daño. Yo me asfixio ya en esta época así que ni te cuento. Gracias a ti por comentar.

      Besos

      Eliminar
  11. Soy una pesada, pero es que me encanta este reto que habéis organizado. Genial que hagáis una entrada de las escritoras. Vaya, murió el día que nací yo. Leeré tu reseña. A mi no me gusta mucho la poesía, pero también ha escrito ensayos así que a ver qué hago. Por cierto Ana la foto del horno es un poco fuerte. Un beso. Me gusta vuestro reto. Ah! ya lo he dicho. :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, no eres pesada, a mi me encanta que te encante el reto. De eso se trata ;) La poesía es un género difícil, pero en verdad hay mucha belleza en la poesia y muy buenos poetas. Supongo que todo tiene su tiempo. Además de los ensayos está "La campana de cristal", durilla y difícil pero lectura necesaria.

      Es verdad que la foto del horno es un poco fuerte, pensé en si ponerla o no. Pero como entiendo que no es una foto real y daba como un efecto dramático acorde con la vida de Sylvia me decidí a ponerla.

      Besos

      Eliminar
  12. Yo no sabía mucho de ella hasta que vi la película "Sylvia" y me pareció una vida muy triste, después busqué sus libros y como con la poesía no me llevo me decidí por La campana de cristal que no entendí mucho en aquel momento. Siempre he creído que las personas inteligentes y sensibles sufren muchísimo porque se dan cuenta de demasiadas cosas que luego no son capaces de ignorar. Yo creo que tampoco es plan de echarle la culpa al marido, por lo visto ella no estaba bien y aunque el hubiera sido una maravillosa persona ella habría acabado igual, en ese caso porque pensaría que le estaba amargando la vida. Es muy complicado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como acabo de comentar, ahora ando detrás de la película, aunque si ya tuviera poco con la lista de lecturas pendientes ya ni te cuento de pelícuas... La primera vez que leí "La campana de cristal" me impactó mucho, pero me doy cuenta que ahora sabría leer mejor el libro, así que lo releeré. Estoy de acuerdo contigo, la sensibilidad es una mirada más amplia que no siempre trae felicidad salvo que tengas mala memoria. Pero también suma muchas cosas. Me falta profundizar un poco más en el tema del marido, parece que mucho bien no le hizo, aunque Sylvia no debía de ser una persona fácil. Pero también tuve la sensación de que añadieron a los errores que cometió y al daño que pudo hacer, otros errores y otro dolor que no le pertenecía. Sí, es complicado (c'est la vie!!)

      Besos

      Eliminar
  13. Me sonaba su nombre pero no sabía más de ella. Gracias a tu entrada ya la conozco un poquito mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se la conocia poco a esta mujer, que para mi es casi de la familia, porque no sé muy bien la razón pero llegó a mi vida lectora muy pronto.. Me alegro que ahora la conozcas un poco mejor, en eso consiste el reto ;)

      Besos

      Eliminar
  14. Tengo en casa La campana de cristal por una reseña que leí hace tiempo pero la verdad es que aún no me he puesto con ella, no encuentro el momento y tengo la impresión de que no es de los libros para leer a la ligera. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un libro ligero, más aún si conoces algo de la vida de Sylvia y sabes cuánto tiene de autobiográfico. Pero es un libro necesario ;)

      Besos

      Eliminar
  15. De ella he leído La campana de cristal y es un libro profundo y con un claro trasfondo psicológico. No es de extrañar viendo la vida que tuvo su autora. Si no lo hubiera leído hace poco, sería mi lectura para el reto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de extrañar no, sobre todo por lo que de su propia vida tiene el libro. Lady... podías haber hecho trampa ;) Bueno, hay más opciones, y son muy válidas también, que no va a ser porque no os hayamos propuesto autoras ;)

      Beso!

      Eliminar
  16. Pues no la conocía Ana pero siempre es interesante este tipo de entradas. Lo de la inteligencia y la sensibilidad también me escama. Leyendo su vida me he acordado de la vida de Virginia Woolf, que también siendo inteligente, sensible y demás.. acabó en el río. Y otra cosa curiosa, esta autora murió el día que yo nací, bueno esto según mi madre porque realmente nací el día 10 a las 12 de la noche, por lo que en mis papeles pone el 10 como nacimiento pero para mi madre es el 11 porque mientras arranqué a llorar y no, ya había entrado otro día más. Mira por donde mi cumple dura dos días jejeje. Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Sacrilegio, sacrilegio!! ¡mira que no conocer a Sylvia Plath!! (es broma!) Tiene ciertas similitudes con Virginia Woolf, suelen aparecer juntas en muchas referencias, sólo sea por lo más obvio: ambas eran mujer, escritoras y se suicidaron. Inteligencia y sensibilidad puede ser mala combinación, salvo que la inteligencia más desarrollada sea la emocional, que será la que ponga un poco de armonia en tanta intensida.. Y mira, no eres la única que naciste el mismo día que ella murió, que por ahí arriba comenta lo mismo Lourdes ILGR ... ¿casualidad? :) Y oye, yo le haría caso a tu madre, eh, que es la que te parió, aunque bueno, si así el cumpleaños te dura dos días no está mal, eh

      Besines!

      Eliminar
  17. No la conocía y lo mío no es la poesía, pero menudo final más triste para un alma sensible.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a conocerla Azalea!! Tienes la opción de "La campana de cristal" si no te animas con sus poemas.

      Besos

      Eliminar
  18. Hola!
    Aunque me sonaba la escritora, no he leído nada suyo. Me meteré en internet a buscar algo suyo.

    Besitos<33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esperanza, no tiene mucha obra, pero la que tiene merece la pena ;)

      Besos

      Eliminar
  19. Me sonaba esta escritora pero no conocía nada ni de su obra ni de su vida. Fantástica entrada ahora me leo las de Marilu y Meg a ver a que escritoras dedican ellas sus entradas, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es que me dije "Rocío está tardando mucho en conocer a Sylvia Plath, habrá que hacer algo para solucionarlo"... ;)

      Besos

      Eliminar
  20. Como superhipermegafan de Sylvia es imperdonable que no me hubiese enterado que habían publicado Tres mujeres!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una edición recién salida del horno, no te martirices ;) Es una edición bilingüe e ilustrada. Tú verás ;)

      Besos

      Eliminar
  21. Creo que con este reto y vuestras entradas voy a profundizar un poco más en la vida de estas autoras, porque de la mayoría no sé casi nada. En concreto a Sylvia Plath no la conocía, no sabía que había tenido una vida tan triste y como no soy muy aficionada a la poesía, me animaría con La campana de cristal
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea del reto es un poco eso, no sólo tentar a elegir una lectura de alguna (o algunas) autora, también el conocerlas algo más porque todas han tenido vidas excepcionales o meritorias. Yo espero animaros a la poesia con "Tres mujeres", pero "La campana de cristal" es, sí o sí, recomendable.

      Besos

      Eliminar
  22. Un reto interesante, me ha gustado mucho leer sobre su biografía. Ya vi una película sobre su vida y la verdad es que me aburrió muchísimo, le cogí un poco de manía y se me quitaron las ganas de leer nada suyo. Pero reconozco que es una tontería, intentaré encontrar el momento de coger algo suyo con ganas ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, vaya, yo que estaba pensando en ver la película... Si te pareció aburrida es que no le ha hecho justicia y en cualquier caso la pobre Sylvia no tiene la culpa, no le cojas manía mujer, que merece la pena conocer su obra (¡y su vida!)

      Besos

      Eliminar
  23. De Plath leí una antología poética el verano pasado. Fue mi primer acercamiento a la autora, y me gustó lo que encontré entre sus versos. Tengo pendiente la lectura de La campana de cristal, así que si me da tiempo, aprovecharé el reto para leerla.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues su poesía es lo que yo no conozco, pero eso tiene remedio ;) Me alegra saber que te gustó, eso me anima (que no me hacía falta porque animada ya estaba, y la poesía me gusta). Pues si cae La campana de cristal, ya lo comentamos.

      Besos!

      Eliminar
  24. De Plath no he leído nada...pero veo que tuvo una vida intensa, llena de tristeza.
    Voy a leer más para enterarme bien de qué va el reto.
    Saludos,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy intensa y, claro, tanta intensidad es un riesgo. Apúntate al reto, que seguro que a alguna autora de alguna de las listas estás deseando leerla ;)

      Besos

      Eliminar
  25. Desde luego, no fue una vida nada fácil... No he leído nada de ella pero tengo anotado en pendientes "Tres mujeres" así que estaré al tanto de tu reseña.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que hace tanto que no leo poesía así del tirón que creo que voy hasta a preparar el momento: mecedora, un vino, musiquita... ;)

      Besos

      Eliminar
  26. Me encanta esta mujer. Su vida, su lucha, sus palabras... hoy no me hubiera importado que me pillaras. Descubrir a Sylvia fue un verdadero placer en su día que no me hubiera importado re experimentar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene algo de fascinante. Un algo mucho. En verdad hay muchas mujeres escritoras que de una forma u otra me llaman la atención, quizás por desenvolverse en un "gremio" principalmente masculino, muchas de ellas en épocas en las que la mujer era esa persona sumisa, cariñosa y dócil que apenas salía de la casa y la cocina...

      Eh, que tampoco voy a pillarte ;) (no es fácil pillarte!) Pues a re-experimentar!

      Besos

      Eliminar
  27. LO de tener acceso a un poema escrito el día antes de quitarse la vida pone los pelos de punta. De ella sí sabía más porque el segundo blog que "amadriné" era de una chica que la admira, así que le dedicó varias entradas e incluso hizo un sorteo. Me quedo pendiente de "Tres mujeres" a ver qué nos cuentas, que comprar por comprar... :-P Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que los estudiosos habrán mirado y remirado el poema por todos los lados intentando saber si ya habia una intención de matarse o no. Comprar por comprar no, oiga, que luego duele cuando un libro te sale rana ;)

      Beso!

      Eliminar
    2. ¿Se inspira en Medea este poema? No sé si conoceréis este libro: "Mi amor desgraciado", de Lola López Mondéjar (Siruela). En este sí está muy explícita la figura de Medea y trata también sobre una madre que asesina a sus hijos. Presenta unos vericuetos mentales un tanto espeluznantes. Está bien. A mi mujer le gusta mucho, a mí me pone de mal humor (las dos protagonistas me parecen unas petardas, qué le voy a hacer, soy así de primario). Muy interesante el reto, que me resulta imposible seguir, pero, al menos, tomo buena nota de las autoras.

      Eliminar
    3. Pues la verdad no lo sé, guachimán, a mi me suena más a Medusa, por lo de las serpientes, la rabia contenida... La maternidad se ve que era un tema que de alguna forma inquietaba a Sylvia. No conocía el libro que mencionas, tomo nota. El reto también se puede disfrutar siguiendo los comentarios y reseñas de quienes participan ;)

      Saludos

      Eliminar
  28. Edición bilingüe... ilustrada... Nórdica... dame un segundo para reponerme (babeo, babeo, babeo). ¡Quiero, quiero, quiero! Ay, por los dioses, es una tortura pasearme por estos blogs, me mata el ansia por tantos libros, malvadas... ;)
    Ese punto de mitomanía literaria que me acucia de tanto en tanto me hizo enamorarme de Plath, quizá también una cierta atracción tirando a morbosa por la vena desequilibrada de las escritoras (más que de los escritores), por esas vidas complejas en las que la inquietud, la inseguridad y la dificultad para compaginar las distintas partes de sus vidas como mujeres y escritoras (o artistas, en general) aturdía sus sentidos. Uy, qué obsesa. Sí, lo confieso. La biografía que leí yo es de Linda Wagner-Martin; bueno, en realidad la devoré, igual que sus diarios y "La mujer en silencio" de Janet Malcolm, que intenta retratar su matrimonio. Muy dura su vida pero tan interesante. Me di un señor atracón con ella y con Anne Sexton. Siempre que pienso en ella recuerdo uno de sus versos, muy significativo: "Soy vertical. Pero preferiría ser horizontal." Me veo que acabo cayendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zazou!! que me vas a dejar el blog lleno babas!! ;) Si te sirve de algo el libro es pequeñito... por si eso es un elemento en contra. Yo creo que a Plath la descubrí justo en ese momento en que tendemos a dramatizarlo todo: la adolescencia. Esa época de tu vida en la que todo es intensidad. Claro Plath en ese momento era una lectura muy apropiada, tan dramática, y así cayeron muchas otras autoras también, luchadoras, torturadas, diferentes, complejas... Ando detrás de alguna biografia, si no de Sylvia sí de alguna de las autoras del reto (la que tengo en casa es una de Yourcenar que es un tochito). Janet Malcolm y su facilidad para hacer tantas biografias me mosquea un poco, no creas. Yo quiero creer recordar que leí en su momento una biografia de Plah, pero no me acuerdo bien y el caso es que no la encuentro por ningún lado (quiero decir que ni en mi casa ni en la casa de madre...), me extraña que se perdiera...

      Zazou.. caerás :P

      Eliminar
  29. De esta autora sabía un poco por la peli que se hizo sobre ella. Una vida triste, trágica... No me he acercado a su obra, pero ahora me has dejado con ganas de hacerlo. Ahora lo que tengo que encontrarle es tiempo... Magnífica entrada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema del tiempo juega en contra de ávidos lectores ¿verdad? Yo intento no agobiarme con eso, así que me digo a mi misma: A ver Ana, prioriza, no es un problema de tiempo, es un problema de prioridades y de organizarse.

      En ello estoy ;) Besos!

      Eliminar
  30. Aunque no he leído nada de ella si que la conocía. Los poemas no son lo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de poemas es muy cortito, pero si no te atreves con la poesía, dale cancha a "La campana de cristal". Es una opción ;)

      Besos

      Eliminar
  31. Yo no conocía absolutamente nada de ella y me ha parecido una entrada EXCELENTE!!!
    Sabía que este reto me iba a entusiasmar.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No conocías a Sylvia Plath? :o Pues esta es tu oportunidad ;)

      Besos!

      Eliminar
  32. No soy muy aficionada a la poesía pero de esta autora había leído algo, aunque desconocía este poema tan triste. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema es triste... es el último, no creo (o no quiero creer) que estuviera pensando en el suicidio, pero sí es cierto que en ese momento estaba en fase depresiva, es inevitable que esa tristeza no se plasme en lo que escribió.

      Beso

      Eliminar
  33. Conocía a Silvia Plath de oídas, no he leído nada suyo. Me ha parecido muy interesante tu reseña así como el artículo enlazado. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La figura y la vida de Sylvia Plath es fascinante y dificil de resumir, pero me alegra que este esbozo sirva para querer conocerla más o saber algo más de ella.

      Besos

      Eliminar
    2. Está bien esta promoción que hacéis de la literatura hecha por mujeres, sobre todo porque se trata de escritoras ya de por si merecedoras del reconocimiento por su obra (creo que eso es lo que debe primar: su calidad literaria, pero no está de más, destacar su condición de mujeres), sino que además la desarrollaron en tiempos no muy proclives a que las mujeres se manifestasen públicamente, en cualquier àmbito de la vida, tampoco en el artístico.

      Del artículo de Jenn Díaz, destaco dos apuntes que me han llamado mucho la atención:

      - “Cuando estás loca, estás ocupada en estar loca… todo el tiempo… Yo cuando estaba loca, era solo eso, una loca.” que desmitifca el papel del sufrimiento, la locura como inspirador de la obra artística. Y es de una evidencia abrumadora: cuando la locura ocupa la mente, no hay lugar para otra cosa .

      - La imagen de las ramas de la higuera para mostrar las múltimples ramificaciones de la existencia, dando a entender que cualquier decisión implica renunciar a las alternativas. La vida es una contínua decisión. Lo cual me hace pensar que Silvia Plath sentía la vida como una cárcel que le impedía mostrarse en todas sus facetas, quizás concibió que sólo la muerte la liberaría de tener que decidir y por tanto renunciar.

      De nuevo, gracias por traernos esta personalidad tan incoformista e insatisfecha.
      Un abrazo.

      Eliminar
  34. No la conocía y menos su vida...que me resulta muy triste, al igual que su poema.
    Me da que me va a interesar mucho esta autora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las grandes nos han dejado eso, que tiempo después siguen ahí, puedes recuperar su obra y así, en cierta forma, recuperarlas a ellas también ;)

      Beso

      Eliminar
  35. Conocía un poco de su vida, la forma de morir se me quedo grabada cuando lo leí en algún lado. El caso es que quiero leer La campana de cristal desde hace tiempo, si me hago con él, lo incluiré también en el reto.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La campana de cristal" es el típico libro que está en todas las bibliotecas, no tendrás problemas para hacerte con un ejemplar ;) Yo lo tengo desde hace tanto tiempo que me creo que ya estaba ahí de siempre, pero no ;)

      Beso

      Eliminar
  36. Siempre tuve miedo a leer la campana. Ahora creo que puedo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conociendo algo más a Sylvia se lee mejor Pero está claro que es de esos libros que necesitan su momento adecuado para leerlo.

      Besos

      Eliminar
  37. ¡Dios mío! El poema es impresionante; me resulta lúgubre, pero lleno de resignación. No sé, no me veo capaz de leer algo de ella en estos momentos. Creo que se necesita mucha paz de espíritu, ¿me equivoco? Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora descubriré a la Sylvia Plath poeta.. Es verdad que hay autores que no pueden ser leídos en cualquier momento, pero sí que deben ser leídos en algún momento ;) Y oye, que la paz de espíritu algún día se consigue, eh ;)

      Besos

      Eliminar
  38. Jesus, José y María. Vaya biografías nos estáis acercando, hija mía. Desde luego es inevitable relacionar la sensibilidad de todas las autoras de las que habéis hablado con unas vidas marcadas por unas circunstancias cuando menos, emocionalmente duras.
    Me parece que a esta autora en concreto tendré que darle el momento adecuado...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que vienes acompañada!! (Jesús, José y María...) La creatividad se ve que va de la mano de sensibilidades distintas, no sé si intensas. Quién sabe, no hay fórmulas, uy si las hubiera... Pues encuentra el momento (adecuado) y hazle un huequín ;)

      Besos!

      Eliminar
  39. Interesante biografía de una autora muy especial. Solo he leído La campana de cristal hace muchos años y me encantó.

    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vidas intensas, complejas.. biografias interesantes ;). Yo releeré ahora "La campana de cristal", bueno ahora o después, pero releeré :)

      Beso!

      Eliminar
  40. Estas entradas me parecen muy instructivas. Vaya manera de morir...
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Precisamente tengo La campana entre mis lecturas pendientes =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  42. En el mundo literario su nombre se pronuncia con respeto y admiración. Una vida difícil y tormentosa, muchas horas de trabajo, escritos, poemas, lo cierto es que un trastorno bipolar es una carga demasiado fuerte. Tengo un amigo en lo mismo, debatiéndose siempre entre la luz y las sombras. Cuando pueden más éstas, el suicidio le parece realmente un premio. Pero uno es mucho más que lo que le engrandece y le anula, así que al margen de todo lo que sabemos de Silvia Plath, hay una parte a la que nunca tendremos acceso, un lugar recóndito que se guardó para ella misma. Afortunadamente, su obra está a nuestro alcance. Cuando leo su nombre siempre me acuerdo de unos versos de su poema "Daddy". "Cada mujer adora a un fascista/con la bota en la cara; el bruto/el bruto corazón de un bruto como tú". Supongo que también tendría mucho que arreglar en su propio corazón, y que no tuvo la suerte de que alguien la ayudase tanto como lo necesitaba. Un saludo, Ana, un post muy interesante.

    ResponderEliminar
  43. Hace ya unos cuantos años (allá por el 2003), Gwyneth Paltrow interpretó el papel de la poetisa en una película: "Sylvia". Recuerdo que en una reunión de amigos lectores se habló del film y de la vida de la autora un poco de pasada. No llegué a ver la película y tampoco llegué a leer su obra, si acaso un poema que alguien trajo de muestra. La poesía se me resiste en ocasiones y no estaba en un buen momento personal así que huí de una lectura que prejuzgué como angustiosa. Quizás me equivoqué, pero sigue sin llamarme la atención. Parece que muchas escritoras han sido mujeres terriblemente desgraciadas..., pero me resisto a creer que haya de ser una condición indispensable ¿Verdad? Un post muy interesante, Ana :) ♥

    ResponderEliminar
  44. Con Plath tengo mis más y mis menos, la verdad, hay algún poema, algunos versos que me encantan pero mucho de lo que escribió lo veo sobrevalorado, me gusta la más concisa, la de I lean to you numb as a fossil, tell me I'm here. Ted Hughes me encanta y Anne Sexton también. En lo personal ue hubo en este triángulo es mejor ni adentrarse. Un beso, Ana

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA