sábado, 7 de diciembre de 2013

La misma ciudad (Luisgé Martín)



Páginas­: 136
Publicación: 2013
Editorial: Anagrama
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788433997630
Sinopsis: El día 10 de septiembre de 2001, Brandon Moy se encontró en Nueva York con un antiguo amigo que le hizo recordar todos aquellos sueños que habían compartido en la juventud y que él nunca había cumplido. Moy tenía una esposa a la que amaba, un hijo ejemplar, un apartamento envidiable en Manhattan y un trabajo de éxito, pero al recordar todo lo que había querido hacer en la vida sintió que había fracasado. A la mañana siguiente de ese encuentro, mientras él iba camino de su trabajo en las Torres Gemelas, los aviones de Al Qaeda las derribaron. Brandon Moy creyó que el destino le ofrecía una segunda oportunidad.
Leer un fragmento del libro AQUÍ



"Cualquier persona puede recordar qué estaba haciendo cuando se enteró de que las Torres Gemelas de Nueva York habían sido atacadas."

Recuerdo perfectamente lo que estaba haciendo el 11 de septiembre de 2001. Recuerdo haber llegado a casa del trabajo y sentada delante del televisor ver cómo un segundo avión atravesaba como una daga una de las Torres Gemelas. Recuerdo perfectamente cada emoción que sentí ese día, cada conversación que tuve, y tuve muchas porque en determinadas situaciones necesitamos ser más que nunca seres sociales. Recuerdo las imágenes. Y recuerdo que una de las más impactantes era la gente tirándose desde las ventanas. Eligiendo su forma de morir. No trataban de huir de una muerte segura, no se trataba de un desesperado intento por sobrevivir. No. Elegían su muerte.

Cuando vi la imagen (The Falling Man de Richard Drew)  de la portada de este libro no supe muy bien cómo reaccionar. No porque la imagen fuera excesivamente impactante (y real), sino porque no sabía cuál era el papel de esa imagen en la historia que contenía el libro. Después de leerlo creo que no era necesaria, porque si de segundas oportunidades hablamos, está claro que la persona de la imagen no tuvo una segunda oportunidad. Si es para reflejar el impacto de lo vivido aquel 11 de septiembre y cómo afectó a Brandon Moy (el protagonista de esta historia)… pues tampoco creo que fuera necesario. Ahora si es para llamar la atención, objetivo cumplido. Pero se la podría haber evitado.

No sé cómo plantear mis sensaciones respecto a esta lectura. Comienza el libro con el protagonista, Brandon Moy, mostrando su malestar con la vida que lleva. Y no, la vida que lleva no tiene nada que ver con la tuya ni con la mía: vive en Nueva York, clase alta, mujer guapa, hijo estupendo, buen trabajo, buen piso, además segunda casa de fin de semana y verano en Long Island… Y sospecho que un sueldo ante el cual el mío se partiría de la risa y le diría “¡exagerao!”. Pero Brandon Moy está pitopausico a los 40 años, así que se cuestiona si la vida que vive es la que hubiera querido vivir. Y la respuesta, claro, es NO. Más o menos como todo el mundo. Lo que soñamos con vivir y lo que vivimos pocas veces se dan la mano. Y cuando hacemos las comparaciones correspondientes acabamos acumulando mucho barro en los pies y se nos hace más pesado andar y andar. La crisis de los 40. Que es la crisis de todo cambio de decenio, los 30, los 40, los 50, los 60 y así cada diez años. Previsibles que somos, y de qué poco nos sirve ser tan previsibles.

Me costó arrancar con este libro, quizás porque venía del de Zambra, en el que al menos el cómo cuenta las cosas hacía que disfrutara de lo que me contaba, aunque lo que me contara fuera innecesario (que en el caso de Zambra no lo es). Pero en este libro tampoco la forma de contarlo me hacía quedarme pegada a la lectura, que se me hacía espesa. Pero tengo que decir que luego consigue remontar, engancha levemente, te metes en la lectura y avanzas a buen ritmo. También es verdad que hay un momento en que, aunque hayas hecho la vista gorda, ya todo te resulta definitivamente inverosímil: esa facilidad con que Brandon Moy encuentra sus trabajos, y no sé si decir el punto machista que refleja la facilidad con que las mujeres acogen a Brandon, que parece ser lo suficientemente atractivo como para que las mujeres no sólo caigan rendidas a sus pies, sino que además le cedan cama, casa, parte del presupuesto y lo que haga falta.

Que además Brando Moy aprenda idiomas con facilidad, acabe por ser un portentoso (y breve) escritor, consiga vivir todos los extraños deseos que le harían ser feliz (volar en globo, tener una experiencia homosexual, probar drogas alucinógenas, …)  en fin, todo ello confiere a la historia un punto de “qué lástima” o “lo que pudo haber sido y no fue”. Y el caso es que la idea es interesante. Y probablemente incluso real en su punto de partida (el momento en que el protagonista decide darse una segunda oportunidad). Pero finalmente ni la forma de contarlo ni cómo se desarrolla la historia me convencen.

Los recursos de verosimilitud que Luisgé utiliza (él mismo es el narrador, menciona a personas reales que aparecen como personajes -secundarios o menos-) no consiguen que se me haga creíble nada, ni siquiera las reflexiones, manidas muchas de ellas, que se deslizan a lo largo de las páginas. Que no es que me importe que una historia sea inverosímil si es coherente, pero es que en este caso apunta a vendérmelo como una narración realista. Y entonces por ahí no cuela.

He llegado a pensar que no entendía la psicología del protagonista porque era hombre. Y no, tampoco es eso, que una ya lleva años leyendo y es la primera vez que me pasaría. Es simplemente que no está bien construida la personalidad del protagonista. Es algo que he detectado en otros libros: el autor quiere contarnos algo, y a veces es tal el empeño en contarlo que los personajes son meras herramientas para hacerlo, pero se quedan anodinos y desnaturalizados por la urgencia de lo que se quiere contar.

He mirado otras reseñas antes de terminar de escribir mis sensaciones. Y me ha pasado una cosa curiosísima: que algunas reseñas que recomiendan el libro lo hacen de tal forma que yo hubiera jurado que en realidad tampoco les ha encantado el libro. Pero sin embargo acaban concluyendo que han disfrutado de la lectura y no he terminado de ver de forma clara el porqué. En general es una lectura que ha gustado, así que no me vayáis a hacer mucho caso, si es que alguno me hacéis. Seré la raruna a la que este libro no le ha terminado de convencer, pero es lo que hay. Tampoco me ha desagradado tanto como para enviarlo a la ONG del blog, pero sí como para dejarlo en el limbo de los libros que ni fú, ni fá ni todo lo contrario.
 (©AnaBlasfuemia)

69 comentarios:

  1. A mí este libro me gustó aunque no llegará a ser la mejor lectura del año. Puede gustarte un libro, haberlo disfrutado por mil cosas y si es así aunque no te haya entusiasmado ¿Porque no recomendarlo?. Yo nunca he dicho que no recomiendo un libro aunque diga en la reseña que no me ha gustado. Cada uno tenemos gustos particulares. Te pongo un ejmplo. No me gustó el de Harry Quebert y no por ello dudo que las reseñas de los demás sean poco sinceras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, entiendo que hay libros que aunque no entusiasmen, gusten lo suficiente como para recomendarlo. A mi no me ha convencido, y no sólo porque esperaba más, es que ha habido cosas que directamente no me han gustado: el protagonista, el papel de las mujeres, ciertas reflexiones... Pero aún así como he visto que os ha gustado a unos cuantos lo dejo ahí, y que cada cual decida. Yo no dudo que las reseñas de los demás sean poco sinceras, siento si eso ha parecido. Lo que quería decir es que las que he visto que sí les ha gustado el libro, no me parecían lo suficientemente entusiastas, pero no tiene nada que ver con que no fueran sinceras!!!

      Eliminar
  2. Pues a pesar de que la introducción de tu reseña invita a leerlo...no ando del todo convencida la verdad.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues será la introducción lo único que invita a leerla ;) Si no estás convencida, p'alante Lesincele, que apuesto la cabeza y no la pierdo que tienes libros pendientes de leer para dar y tomar. Y por lo que he visto, vas a estar con poco tiempo además...

      Besos!

      Eliminar
  3. A mi me gustó, me gusta como se expresa el autor y los puntos de inflexión y la búsqueda que suele abarcar en sus libros. Es cierto que no es su mejor libro, pero me gustó porque me hizo pensar. No creo que sea un libro "de historias" sino una mente abierta, una carta hacia los sueños de juventud y las decisiones de adulto y también una suerte de lección hacia quienes se quedan en esos sueños y en las llamadas crisis se lamentan. Me hizo reflexionar, recordar a Calderón de la Barca, incluso a Santa Teresa de Jesús o Truman Capote cuando decían eso de: "Se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por las no atendidas"
    Me gustó y me proporcionó, estupendas conversaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre cómo se expresa el autor, creo que el hecho de que viniera de leer a Zambra fue un poco lastre para Luisgé. No he leído nada más de este autor, y desde luego no descarto leer más cosas suyas, porque he visto en general buenos comentarios como autor. Tal vez he tenido mala suerte en no coger el mejor de sus libros. La reflexión que plantea en "La misma ciudad" me parece interesante, pero por eso digo que es un "lo que pudo haber sido y no fue", porque a mi no me llegó, el planteamiento es original, pero el cómo la reviste para contárnosla es lo que no me convenció. Otra cosa es que el tema de para conversaciones: da para muchas tertulias, desde luego. Las segundas oportunidades, las vidas que vivimos, las que queremos vivir...etc. Pero el libro, lo siento, pero no me convenció :(

      Besos

      Eliminar
  4. Si es que hay que tener cuidado con el uso que se le da a las imágenes... Sobre el libro, he leído reseñas más entusiastas que estas que me invitaban a leerlo, pero confieso que, a primera vista, no es un libro que me apetezca y puede que la portada haya hecho mella en ello. Lo del análisis de "lo que pudo haber sido y no fue" es algo que siempre me resulta sugerente, pero si no terminan de cuajar los ingredientes de la historia, creo que no encontraré una lectura que me haga disfrutar. No lo descarto del todo, pero tengo mis reservas... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada, ya te digo, me parece innecesaria. Sí que la mayoría de las reseñas son más entusiastas, aunque luego he visto por ahí que a Offuscatio y a Yossi (que recuerde ahora) tampoco les ha convencido, asi que ya me siento un poco menos raruna... Aunque lo mismo es que los raros somos unos cuantos ;)

      Claro, el tema "lo que pudo haber sido y no fue", los "y si...", son temas que todos nos planteamos, y que nos gusta encontrar en un libro, pero como tú dices, si luego la propuesta no está bien armada, bien presentada, si no te llega.. pues eso. Estaría bien que lo leyeras, para contrastar :P (jajajaj, lo que te faltaba seguro: que te recomiende libros que no me han convencido) :D

      Besos

      Eliminar
  5. Bueno pienso que con tantas lecturas esperando el leer alguna reseña poco entusiasta o que lo destaque poco, hace que el libro pierda interés enseguida, por lo menos a mi me ocurre a no ser que sea una lectura que quiera comprobar por mi mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando hay muchas lecturas en la sala de espera es verdad que nos volvemos más exigentes con lo que añadimos, es una cuestión de supervivencia ¿verdad?

      Saludos!

      Eliminar
  6. Pues no creo que lo vaya a leer. Es verdad que creo que casi todos podemos recordar lo que esté no estábamos haciendo cuando todo ocurrió, pero la historia que nos cuentas después no me termina de llamar y en tu último párrafo me has creado aún más dudas.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que pienso de las dudas: si un libro te hace dudar, mejor dejarlo, que hay mucho llamando a nuestra puerta. Si es que tiene que ser leído, volverá a aparecer en el momento oportuno.

      Besos!

      Eliminar
  7. Puede ser interesante, pero no llega a convencerme del todo. Lo dejo en la recámara. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojo! que yo en la recámara ya tengo casi tanto como en la lista de espera "oficial" ;)

      Besos

      Eliminar
  8. Es un libro que sí que tenía anotado por otras reseñas, me llama la atención y me apetecería darle una oportunidad. Luego igual me ocurre lo mismo y tampoco me convence pero bueno, hay que probar
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! Cada lector es diferente y el mismo libro nos transmite cosas diferentes. Y hay libros que sabemos que los vamos a leer independientemente de las reseñas que veamos, porque nos llaman la atención. Ya nos contarás, a mi ya ves que no me llamó mucho, pero creo que no le favoreció nada de nada ser leído después del de Zambra.

      Besos!

      Eliminar
  9. Por lo que cuentas, la verdad es que no creo que me guste mucho, así que nada ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que a lo mejor a ti va y te gusta, eh Yo cuento lo que me ha transmitido, el resultado de la lectura, pero luego cada uno debe decidir en función un poco de todo.

      Besos

      Eliminar
  10. La premisa parece interesante, pero por lo que nos cuentas y lo que te hizo sentir, pues la verdad que no me termina de llamar; quizá, si nos encontramos en el futuro, cambie de opinión. Muchas gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que la premisa es interesante, y más aún en la situación concreta en la que ubica la premisa. Pero luego a mi gusto le fallan muchas cosas, lo que quiere contar le urge más que cómo contarlo y el resultado, a mi modo de ver, no es el adecuado. Pero dices bien, tal vez el libro vuelva a ti en otro momento para ser leído ;)

      Besos

      Eliminar
  11. Pues creo que es una lectura que dejaré pasar, no termina de convencerme.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, si no te convence, mejor ir a lo que nos tiene más convencidos ;)

      Besos

      Eliminar
  12. Pues tienes razón: había leído críticas muy favorables hacia ese autor pero si a ti no te ha gustado iré con las expectativas más bajas. Hay veces que sí, que uno recomienda un libro pero con la boca pequeña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hay buenas críticas, unas más entusiastas y otras menos. También alguna va más en mi linea. Vamos, que es la tipica situación que sólo vas a resolver leyendo tú el libro y decidiendo por ti misma ;) Y oye, es cierto, algunas eran recomendación con la boca pequeña ;)

      Besos

      Eliminar
  13. Es un libro que tenía apuntado por otras reseñas, pero no termino de animarme con él. No sé si será por la portada, que no me gusta nada... Y por tu reseña, no sé, no sé... Me parece que se va a quedar esperando un tiempo largo
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada... No quiero entrar mucho en el tema, pero me parece tremendamente desafortunada y no es que yo sea tiquimiquis con las imágenes, pero las portadas de los libros son una invitación a la lectura (y a la compra) y en ese sentido no, no me hace gracia. Podría haber escogido, dentro del mismo contexto, muchas más imágenes mil veces más apropiadas. Margari, el libro llegará a ti cuando quiera, esto es así ;)

      Besos!

      Eliminar
  14. Lo tenía visto, pero tampoco me había llamado la atención en un principio, después de leer tu reseña veo que no creo que encajara con mis gustos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu intuición no te engaña entonces (si la escuchamos bien suele engañarnos pocas veces) ;)

      Besos

      Eliminar
  15. Pues mira, tenía curiosidad por este autor pero ahora me has desanimado. Igual con otra de sus novelas, ya miraré. Por cierto, a mí también me pareció algo morbosa y sensacionalista la portada, desagradable, vamos, pero supongo que se trataba de llamar la atención. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no descarto leer otras novelas suyas, parece que hay gente que no le ha gustado mucho este libro pero sí otros de Luisgé. La portada, pues eso, será para llamar la atención, pero es una forma de llamar la atención bastante ruin, a mi modo de ver.

      Besos

      Eliminar
  16. He aprendido una nueva palabra: pitopausico (¿es algo como la menopausia en hombres?)
    El 11S estaba con mi familia en el Corte Inglés y había gente arremolinada en torno a una de las televisiones expuestas, y ahí vimos la primera imagen del suceso...
    En fin, creo que este lo dejo pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo es la pitopausia: la menopausia masculina :) Un beso!

      Eliminar
  17. Tengo pendiente a este autor desde hace mil.
    He leído varias reseñas de obras suyas y me llaman bastante la atención =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pese a que este no me ha encantado leeré algún otro libro de Luisgé. Y espero llevarme mejor impresión ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Yo también recuerdo a la perfección que hacía ese día y con quién estaba, todo lo que fuí sintiendo. Es algo que no se me borrará facilmente.
    Veo que tampoco a ti te he emocionado esta última lectura tuya (lo digo porque ya sabes que a mí, la mía tampoco)
    No se si en algún momento me decidiré a leerla, ya veremos...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ese día, y sobre todo las imagenes es algo que recordaremos durante mucho tiempo. No, no me ha emocionado precisamente esta lectura. Se deja leer pero (por mi parte) sin entusiasmo. Y sí, es verdad que tu última lectura no te ha encandilado, pero el detalle ese de que te gustó su prosa me ha picado ;)

      Besos

      Eliminar
  19. No conocía el libro, pero estoy de acuerdo contigo en lo de la portada. A mí, es precisamente el argumento lo que no me convence; me parece tan trillado ya; lo hemos vista por activa y por pasiva. Me resulta bastante manido. Y lo que cuentas de los personajes, la verosimilitud de lo que le pasa y ese "tufillo" a latin lover del prota, ya me ha convencido por completo. Es verdad que hay que cosas que debemos comprobar por nosotros mismos, pero tu pasión al describirlo me deja muy claro que no tengo mucho interés en hacerlo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad que el argumento es muy trillado, pero siempre hay quien consigue darle una vuelta de tuerca a lo escrito una y mil veces. Ahí es donde descubres a grandes autores, cuando aportan diferencia a lo manido. Eso sí, el personaje de esta novela es bastante poco creíble, o a lo mejor yo soy de otro mundo, que también puede ser. ;)

      Besos

      Eliminar
  20. A mí no me llama nada y ya sólo la portada me parece de un gusto abominable. Igual te suena raro pero me alegro de que no te haya gustado, porque así no tengo mala conciencia por lo de la portada!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, te entiendo... Fíjate que las portadas muchas veces son decisivas para decidirte por un libro o no, pero en este caso ya tiene mérito leerse el libro PESE a la portada. Un desacierto, está claro. Y para encima es que tampoco fue un despiporre de lectura...

      Besos (se te echaba de menos) :P

      Eliminar
  21. Parecía interesante el argumento pero a medida que he ido leyendo tu reseña no creo que lea este libro además si hubiese visto esta portada en una librería le doy la vuelta (como hago con el libro del jorge javier) . Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja, me ha hecho gracia eso de que le das la vuelta a los libros de Jorge Javier... pues ahora tendrás trabajo porque tendrás que darle la vuelta también a los de Belén Esteban :D

      Besos!

      Eliminar
  22. Creo que la portada es puro marketing, y con estas cosas no se debe comerciar. Después de leer tu reseña no lo tengo muy claro, pero creo que la historia no está basada en hechos reales. De todas maneras, por lo que cuentas, creo que tampoco me gustaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que la portada es marketing, todas lo son, pero es un desatino enorme, una malísima elección. La historia puede basarse en hechos reales ¿por qué no?. Bien podría haber pasado, pero únicamente al momento en que se inicia la historia, el momento en el que el protagonista decide dejarlo todo y desaparecer. Pero a partir de ahí ya me da la risa floja, la verdad.

      Besos!

      Eliminar
  23. Ay, Ana, y lo pero es que cualquiera dice nada del libro en según qué círculos... No hay por donde cogerlo, al contrario que a ti, a mí el principio me enganchó, la idea me parece buena y no soy de los que piden verosimilitud al argumento porque para eso leo el periódico pero una cosa es verosimilitud y otra es hacer lo que te dé la real gana que es el caso. Me puedo creer que las mujeres lo deseen hasta ese punto aunque me cuesta pero si y a le añades cambios de tendencia sexual, conversaciones existencialistas metidas en los ambientes más superficiales y sobre todo ese final...... Es un libro que da bandazos, que no va a ninguna parte. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo debo estar ajena a esos "según qué círculos", entre que soy despistada, no me entero y que voy a mi bola... ;) Bueno, el principio me enganchó... depende, si entiendes por inicio la parte en la que él decide cambiar de vida... La parte previa del encuentro con el amigo y la descripción de la vida que tenía me parecío intranscendente y me costó seguir leyendo, aunque son pocas páginas. Yo qué quieres que te diga, hay mujeres para todo, como hay hombres para todo. Pero no me gusta esa imagen que se transmite. Tampoco me gustaría si fuera al revés, ojo. Estoy muy de acuerdo contigo, no va a ningún lado.

      Besos

      Eliminar
  24. Como bien dices creo que el argumento està muy trillado y es muy difícil sorprenderte de alguna historia.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay pocos argumentos que no estén trillados, lo difícil es que nos sorprenda. Pero hay autores (y bastantes) que son capaces de darle una nueva mirada a las cosas. No es el caso (a mi modo de ver).

      Saludos

      Eliminar
  25. Creo que es bueno que haya reseñas con distintos enfoques, ayuda a tomar distancia y a situarte en un espacio más neutral cuando te decides a leerla, si finalmente lo haces. En este caso aunque había leído buenas reseñas no tenía claro si lo leería y ahora con la tuya de alguna forma se confirma mi poco inclinación hacia él.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad Jara, cuando un libro es visto de igual forma por el cien por cien de las personas que lo reseñan me preocupa un poco porque no hay ninguna obra maestra de la literatura que consiga el cien por cien de aprobación. Es en los distintos puntos de vista donde una va ajustando el punto de mira de las expectativas. Luego la lectura ya nos decantará ;)

      Besos

      Eliminar
  26. No lo conocía, pero tampoco he quedado muy convencida después de leer tu reseña, mira, casi que mejor, así no hago la lista mas larga. Por cierto, yo también recuerdo lo que estaba haciendo cuándo dieron por la tele la noticia, creo que es algo que se nos quedará grabado a la mayoría.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confiesa ¿qué tamaño tiene tu lista? ;) Aunque no estoy yo para meterme con las listas ajenas, teniendo la mia que ya me va a echar de casa y todo ;)

      Besos!

      Eliminar
  27. Leyendo tu reseña está claro que no nos lo recomiendas. Rastreando por ahí he visto algunas reseñas que lo recomiendan aunque sí que se desprende ese matiz de “me ha gustado pero…” El tema de empezar de nuevo, de reinventarse, de adoptar una nueva identidad, es una situación que se dio a raiz de los atentados en las torres gemelas, incluso algun caso saltó a los medios de comunicación, cuando se descubrió la impostura. Es un tema que me interesa, hay un autor muy querido por mí que es Luis Landero, cuyos libros hablan en muchas ocasiones de este tema, vivir otras vidas en lo real, adaptar incluso tu conducta y actitudes al personaje que aspiras a ser, escenificar la impostura.

    De todas maneras, ahora estoy en un momento de lecturas que me atrapen, que me lleven a vivir otras vidas, otros momentos históricos, últimamente leo también novelas que tienen un determinado contexto histórico. Quizás en otro momento más reflexivo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la recomiendo pero tampoco la dejo de recomendar. Por eso mejor dejarla en el limbo y que cada cual decida. Más que nada porque hay personas que le han sabido sacar más jugo del que yo pude sacarle, y lo han disfrutado más. El tema es antiguo como la vida misma, desde que la humanidad es humanidad ha deseado cambiar y ser quién sabe qué. Está en nuestra naturaleza inconformista y ambiciosa.

      Me gusta mucho Luís Landero, tiene algo especial en su forma de escribir que a mi me hace sentirme muy cómoda dentro de sus libros. Tengo que leerlo más (otra vez), es una autor que siento que me da cobijo.

      Entiendo lo de los momentos lectores, creo que nos pasa a muchos y muchas veces. Yo soy un poco caótica, pero a lo mejor es ahora mismo ese momento mio: el caótico.

      Besos!

      Eliminar
    2. También conocí a Luis Landero en una Feria del Libro (es un buen momento para encontrarse con esos autores especiales, aunque yo intento simplemente hacerles llegar mi admiración, lo que me gustó tal o cual novela), es un señor un poco tímido (yo yambién lo soy), al final acabamos hablando (no había fila) de la reiteración en los temas en las novelas y que quizás se escribe siempre la misma novela, con diferentes personajes y argumentos pero con la misma obsesión latente.
      Besos.

      Eliminar
  28. Ya estoy aquí. A ver, como te dije, sí que me gustó leerlo, para que yo diga que no me gustó leer algo la cosa debe ser mucho más grave pero entre eso y el encanto hay un abismo. Recomendar en genérico, desde el blog, sin saber quien te lee no es cosa tan simple, o por lo menos yo lo veo así. No todos los lectores piden los mismo y eso no quiere decir que sea "con la boca pequeña" no comparto esa idea. No todos los libros que leemos nos gustan por igual y no todos los que reseñamos van con sello de calidad, ni de éxito asegurado ¡más quisiéramos! ¡ni un oráculo! Pero también te digo que no hay unanimidad en este título, no sé porque te incluyes en el grupo de raras, grupo en el que tampoco creo. Tan raro puede ser que te guste una obra, como que no te guste.
    En este libro hay que dar un margen, o al menos así lo leí yo, evidentemente el prota es un idiota integral al que ves abocado al final que tiene desde un principio (quizás lo único inesperado es lo referente a otro personaje) en todo caso, creo que critica precisamente ese tipo de vida, exagerando y dando bandazos, sí, y como lectora eliges si esto te convence o es una patata. En cuanto a la portada, ahí sí que te puedo dar la razón, innecesaria, yo si fuese por eso no lo habría leído porque entre el vértigo y lo poco que me llama el drama.... lo mejor es la idea de las segundas oportunidades y creo que lo que viene a decirnos el autor es que hay gente que esto lo desaprovecha de la forma más absurda, e incluso, el concepto de crisis de los 40 con su "esperpento". Por todas estas razones me gustó leerlo, con una satisfacción mediana, ni tanto, ni tan poco y con una recomendación específica según a quién sea (o desrecomendación inclusive).
    En cuanto al estilo, como te dije, no tengo nada que reprochar tampoco, ni por exceso, ni por defecto, ni por encanto. Sabiendo que no es lo mejor de Luisgé quiero leer otra novela suya. Creo que no me dejo nada por decir. El debate lo continuamos si quieres ;)
    Un beso sin más explicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, menos mal que ha dicho que estabas aquí, que si no lo dices lo mismo hubiera pasado por tu comentario sin verte :P Si entiendo perfectamente tu situación respecto a esta lectura, yo lo tengo claro, y tengo claro el recorrido que hay entre el entusiasmo y el desencanto, pasando por todos los matices intermedios. Conozco esa gama de sensaciones que nos despierta una lectura, por eso por un lado entiendo perfectamente que mis sensaciones ante una lectura no tienen que coincidir con las de nadie más y que eso no convierte un libro en sublime, mediocre, necesario o intranscendente.

      Que eso es la lectura: absolutamente personal. Pero voy más allá: hay libros que sabes que en otro momento le hubieras sacado más provecho. O menos. No es el caso de este, eso también te lo digo, es más, pasado unos días después de su lectura me ratifico en mis sensaciones, y mantengo también lo que dije que, respecto a su estilo, no le favoreció haberlo leído después de Zambra, cuyo estilo he sentido mucho más punzante, original, creativo y a la vez preciso. Por eso, porque en este sentido llevaba ese lastre, le daré otra oportunidad (bueno, me la daré a mi) con otro libro de Luisgé.

      La idea de segundas oportunidades, volver a empezar, crisis personales etc.. son temas muy recurrentes y abundantes, que nos atraen por cercanos, pero que a la vez me repatean por los topicazos. No te digo que hay muchos otros libros e historias que abordan este tema o temas con mejor tino y clase, porque me vas a pedir que te ponga ejemplos concretos y me pillarias a pelo porque, oye, que eso no lo tengo anotado en excel.

      Besos, a secas :D

      Eliminar
  29. Pues lo apunté después de leer alguna reseña pero aún no me he hecho con él. Le voy a poner un interrogante porque después de leerte me da que no lo disfrutaría mucho y con tanto pendiente no estamos para perder el tiempo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos interrogantes suelen despejarse con las lecturas y llegando a tus propias conclusiones ;) Pobres listas, siempre las estamos mentando para excusarnos por no engordarlas, jajaja..

      Besos

      Eliminar
  30. ¡¡Hola Ana!!
    No conocía el libro, por ahora le dejare con interrogante, quizá si le encuentre en la bliblio, le de una oportunidad.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Pues puedes encontrarlo en la biblioteca, porque si lo había en mi miniciudad... :) Ya dependerá de tí saber qué hay detrás del interrogante que le has puesto

      Besos!

      Eliminar
  31. Pues el argumento de la novela me parece muy interesante y sí que me llama la atención, pero al ir leyendo tu reseña, aunque no me has quitado las ganas de leerlo, sí que me has dejado más precavida.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajustar expectativas respecto a las lecturas no está mal. Al final si un libro tiene que llegar a ti va a llegar se diga lo que se diga y leas lo que leas sobre ese libro ;)

      Beso

      Eliminar
  32. Bueno, yo tengomucha curiosidad, lo que pasa es que esa fotito me desconcentra. Además, eso de la crisis de los 40 me hace dudar, porque me pille baja en el momento de su lectura y me haga comerme el cocom aunque si habla de segundas oportunidades y el prota encuentra trabajo, pues oye.... No sé. Bueno,que sí mujer, que si te hacemos caso, tendré en cuenta tus impresiones si decido enfrentarme a su lectura :-) Un beso!

    ResponderEliminar
  33. La informática me la ha vuelto a jugar. Hace días te había dejado un comentario pero debo ser maga porque...ha desaparecido!!. En fin, que la imagen de la portada me dejó muy tocada en su día, y que se juegue con ella para conseguir más lectores me parece fatal. Así que de este librito, paso.
    Besotes

    ResponderEliminar
  34. La falta de gusto de la portada es evidente. Y la novela, bueno, había leído muy buenas reseñas pero no me acababa de convencer. Y es que te confieso que hay veces en que reseñas muy positivas lo que consiguen es disuadirme. Soy muy rara, ya te digo.
    Besos,

    ResponderEliminar
  35. Desde luego la portada es totalmente identificativa, es una imagen que quedó grabada en mi memoria, y sí, también recuerdo perfectamente que estaba haciendo cuando sucedieron los atentados.
    Pero el libro no me acaba de convencer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Siento discrepar. Es probablemente el libro que más me ha gustado de todos los leídos el año pasado. Además no he dejado de recomendarlo a mis amigos.
    Afortunadamente a todos no nos gustan los mismos libros ni las mismas películas y canciones. De lo contrarrio sería éste un mundo muy aburrido.
    Felicitarte Ana por tu blog. De él he extraído futuras lecturas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juando, no sientas discrepar. Porque en realidad creo que estoy en "minoria" respecto a esta lectura. Pero lo cierto es que cada libro tiene su lector y su momento para leerlo. Podemos tener gustos similares en cuanto a lecturas y seguro que siempre habrá alguno en el que no estemos de acuerdo ;) Pero eso es la grandeza, también, de los libros.

      Gracias a ti por comentar. Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA